viernes, 23 de marzo de 2012

REDUCIR EN 12% LA DEMANDA DE ENERGÍA

Durante el lanzamiento del Plan Energético 2012-2020, el Presidente de la República planteó que Chile buscará crecer, pero con eficiencia energética.  


Reducir en 12% el consumo de energía en el país de aquí a 2020 a través de la eficiencia energética. Ésa fue una de las más importantes metas proyectadas por el Presidente Sebastián Piñera hace poco menos de un mes (28 de febrero) durante el lanzamiento del Plan Energético 2012-2020.

Para lograr la reducción del consumo, explicó el mandatario, "se creará una Comisión Interministerial de Eficiencia Energética, que promoverá el uso racional de la energía, y se cambiarán, por ejemplo, los estándares de iluminación, tanto en el sector público como en el privado, haciéndolos más eficientes".

Entre los puntos que detalló el Mandatario, destacó que el eje central estará en desarrollar un Plan de Mejoramiento de la Eficiencia, para lo cual se creará un Sello de Eficiencia Energética, una autoevaluación de las instituciones en el uso y aprovechamiento de la energía y que podrá ser obtenido tanto por empresas como por municipios, escuelas y otras entidades sociales.

Asimismo, se promoverán Programas de Iluminación Residencial Eficiente y de Alumbrado Público: primero en hogares y zonas más vulnerables para luego enfocarse en la sociedad en general. Además se fomentará y educará sobre los beneficios de un consumo adecuado de energía.

Aquel 12% planteado por el Presidente representa ahorrar una enorme cantidad de energía, equivalente a más de 1.100 megawatts instalados.

Es por eso que en el gobierno se ha definido la eficiencia energética como el primer pilar de la energía en Chile. La idea es desacoplar el crecimiento económico del consumo de energía e incentivar, a través de distintas iniciativas, el uso de la energía con conciencia y racionalidad.


Importante desafío

Pero éste no es un cambio que pueda realizarse de un día para otro. Se requiere de recursos, de una transformación cultural e incluso de reestructuraciones al interior de las empresas e instituciones.

Chile ya comenzó a dar pasos en este sentido en 2005, cuando la entonces Comisión Nacional de Energía (CNE) creó el Programa País de Eficiencia Energética (PPEE).

En ese plan se creó la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE), una entidad público-privada cuyo objetivo es generar acciones, apoyar e impulsar iniciativas que promuevan el uso eficiente de la energía.

En esta filosofía, el Estado también tiene responsabilidad. Y es por esto que la AChEE decidió "comenzar por casa". Ha trabajado en el Programa de Eficiencia Energética en Edificios Públicos (PEEEP).

Dependencias de la Escuela Naval y de la Defensoría Penal Pública; ambas en Valparaíso, de la PDI de Coyhaique, del INE y del Ministerio de Justicia ya se sometieron a una serie de modificaciones -tanto de estructura como culturales- y hoy ya pueden mostrar resultados.

"Trabajamos el tratamiento de aguas, la ventilación, las luminarias. Después de un año, logramos establecer una línea base con varias acciones que ya se están realizando y donde se va a generar un ahorro de 1,5 GWh, al año, lo que significa que toda la inversión que se está haciendo se va a recuperar en menos de 4 años. De ahí en adelante, todo va a ser ganancia. Ahí hay un caso concreto de que queda mucho por hacer", ha explicado William Phillips, director de la AChEE.

El sector privado también está dando pasos en eficiencia energética. Sectores como la minería, agricultura, ganadería, retail o pesca necesitan un alto consumo energético en sus procesos y un amplio margen para hacer mejoras, lo que a la larga, además de lograr un uso eficiente de la energía, les incrementa la competitividad por los ahorros que generan.

En la industria de a poco se ha tomado conciencia, destaca Phillips. "No con la velocidad y profundidad que uno quisiera, pero esto es un proceso continuo. Ahorrar energía es ser más eficiente y productivo".

Hace un año, a nivel mundial se lanzó la norma ISO 5001 sobre el uso eficiente de la energía. Una norma que hace que las empresas desarrollen un protocolo donde se autoimponen una meta y un camino para ser eficientes energéticamente hablando.

Hoy, en Chile ya hay tres empresas que están apostando a esta iniciativa y que esperan dar a conocer sus resultados a fines de 2012. Se trata de Mall Plaza Puente Alto, Endesa Chile y Papeles Norske Skog Biobío.

Estas tres compañías participaron, el jueves 8 de marzo, en el seminario "ISO 50001 de Eficiencia Energética en la Industria: Pasando del discurso a la acción" en el que compartieron su experiencia para lograr la certificación.