viernes, 23 de marzo de 2012

LOS APARATOS EN STAND BY REPRESENTAN EL 5% DEL CONSUMO



Apagar todas las luces antes de acostarse o usar la lavadora a plena carga son pequeñas medidas que evitan "fugas" de energía.

La energía que consumen tan sólo 10 casas en un año serviría para ver más de 100.000 horas (416 días) de televisión, ocupar más de 5.000 veces la lavadora a plena carga o utilizar el refrigerador durante 15 años.

Argumentos que hacen que valga la pena un pequeño esfuerzo en nuestra vida cotidiana para lograr un importante ahorro energético y económico.

Los expertos señalan que casi sin darnos cuenta, un 10% de la energía que se consume en una casa se derrocha.

Advierten  que apagar todas las luces antes de acostarse, usar la lavadora y el lavavajillas a plena carga, o utilizar elementos que den sombra para evitar el calor (toldos o persianas) son pequeñas medidas con las que evitaremos hasta un 40% de pérdidas de energía.

También es posible ahorrar en casa adquiriendo equipos y sistemas de alta eficiencia energética cuando tengamos que renovar algún electrodoméstico.

Se debe procurar encender las luces sólo cuando sea necesario y lo ideal es que las ampolletas sean de bajo consumo, ya que gastan hasta un 80 por ciento menos que una ampolleta incandescente.

Otro dato de los entendidos. Cuando no vayamos a utilizar el computador durante períodos cortos podemos apagar solamente la pantalla, con lo que ahorraremos energía.

Ahora si se prevén ausencias superiores a 30 minutos, es preferible apagarlos completamente, sin olvidar que el protector de pantallas que menos energía consume es el de color negro.