martes, 29 de enero de 2013

Cortes de agua: protocolo no precisa cómo se deben alertar

Disposiciones emitidas en los años 90 sólo indican que se debe avisar a los usuarios y autoridades "oportunamente", pero no establece un procedimiento a seguir.  

F. Fuentes y P. Gutiérrez 
"La continuidad de los servicios suministrados sólo podrá verse afectada por causa de fuerza mayor y éstos deberán ser comunicados oportunamente a los usuarios y esta Superintendencia".
Con este pasaje, contenido en la resolución 77 de febrero de 1994, la Superintendencia de Servicios Sanitarios regula el procedimiento para que las empresas alerten respecto de eventuales interrupciones del suministro de agua.
Este elemento será central en la indagación que realiza la entidad fiscalizadora -y que se prolongará por diez días- respecto de eventuales fallas de Aguas Andinas por el corte del suministro que afectó a 21 comunas de la capital el martes.
El documento, que luego la entidad complementó con los ordinarios 2935 y 2936 de 1998, reveló que el protocolo establecido para enfrentar estas emergencias no especifica en detalle a qué autoridad y por qué vía formular la alerta.
Al contrario, los oficios dejan en manos de cada empresa distribuidora la metodología para enfrentar cada emergencia: "Las concesionarias deberán contar con un procedimiento especial que permita atender las emergencias". Sin embargo, no precisar un plan de acción específico.
Si bien la superintendenta Magaly Espinosa especificó que ante un corte de emergencia, se debe avisar "en el menor tiempo posible a la Superintendencia en forma directa, y a los clientes, a través de medios de prensa además del plan de emergencia que se exige a las empresas", admitió que la normativa "no establece cómo tiene que ser la comunicación".
Por su parte, el jefe del Centro Nacional de Alerta Temprana de la Onemi, Miguel Ortiz, comentó que los procedimientos para alertas sanitarias no cuentan con el nivel de detalle que se ve en otras emergencias, como los sismos. "Producida la emergencia, la empresa debe informar a la Superintendencia y los integrantes del comité regional coordinado por la Onemi, pero en este caso no hubo la coordinación".
El intendente Juan Antonio Peribonio reiteró que "cuando se enfrenta una crisis de esta envergadura, afectando a millones de personas, evidentemente echamos de menos un plan de contingencia mucho más oportuno, más rápido y más completo".
 Estanque de respaldo estará operativo a fin de año
Las obras de respaldo de Aguas Andinas para tener una fuente alternativa al río Maipo estarán operativas a fines de este año, según la Superintendencia de Servicios Sanitarios.
Consisten en un estanque de 225 mil metros cúbicos, ubicado en la planta de Las Vizcachas. Su construcción estaría próxima, según la superintendenta Magaly Espinosa.
También se está instalando un ducto desde el embalse El Yeso que se conecta con el acueducto Laguna Negra y traslada el agua hacia Vizcachas. A eso se agregan cinco pozos, ubicados en La Pintana.
Eso sí, Espinosa precisa que esta capacidad alternativa sólo puede incorporar como máximo cuatro metros cúbicos por segundo, mientras que la producción necesaria es de 15.

FUENTE: http://diario.elmercurio.com/2013/01/24/nacional/nacional/noticias/db57440a-adf0-4bef-9e1e-610faa3c18d9.htm