jueves, 24 de mayo de 2012

PALIAR EFECTOS DE LA SEQUÍA ENTRE ATACAMA Y LA ARAUCANÍA HA COSTADO $ 103.000 MILLONES

Suma corresponde sólo a inversiones de este año para zonas afectadas en el agro y en el abastecimiento de agua potable.  

MATÍAS ROVANO BUSTOS 
Hoy, la comunidad católica de La Serena se reunirá en una procesión para pedir a San Isidro que llueva, en medio de una de las peores sequías que se recuerdan en la zona y que actualmente afecta desde Atacama a La Araucanía. Y aunque se pronostica que este año será normal en cuanto a precipitaciones, no sería suficiente.
El meteorólogo Cristóbal Juliá, del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (Ceaza), afirma que aunque no haya déficit de lluvias, "que haya recuperación de napas subterráneas, ríos, caudales y embalses es difícil. Se requieren 3 a 4 años normales", explica.
Por eso, los ministerios de Obras Públicas (MOP) y de Agricultura, junto a los gobiernos regionales, han invertido en lo que va del año $103.674 millones entre Atacama y La Araucanía para paliar los efectos de la sequía, tanto en la agricultura como en la disponibilidad de agua potable, principalmente en zonas rurales.
Cuidar el agua
Ya hay 108 comunas declaradas bajo emergencia agrícola por déficit hídrico, donde se han entregado $15.864 millones para apoyar a 32.400 agricultores. Estos recursos se triplicaron respecto del año pasado, cuando hubo 55 comunas en emergencia, y se utilizan en entrega de bonos, obras de riego e incluso alimentación de animales.
A esto se suman $828 millones para fortalecer organizaciones de regantes y $2.400 millones en estudios para grandes obras de acumulación, conectividad y recarga de acuíferos, a través de la Comisión Nacional de Riego (CNR). Este organismo, junto a Indap y los gobiernos regionales, destinaron en forma inédita $64.000 millones en concursos de obras de riego.
"Las inversiones tienen por objeto hacer más eficiente el uso del agua. El riego por goteo, aparte de dar mayor productividad a los cultivos, tiene un consumo de agua 40% menor que en un riego por tendido", explica el ministro de Agricultura, Luis Mayol.
Carlos Erler, vicepresidente de la Sociedad Agrícola del Norte, reconoce que los fondos destinados a paliar la sequía son importantes, pero afirma que el gran problema de hoy es la necesidad de un cambio cultural.
"Todos los usuarios que dependemos del agua no la estamos cuidando como debiéramos (...) Se están invirtiendo muchos recursos, pero lamentablemente no tenemos la disponibilidad de agua suficiente", afirma.
Por su parte, el MOP ha centrado sus esfuerzos en canales y embalses -el 84% del agua disponible en las cuencas se pierde en el mar- y en asegurar el abastecimiento de agua potable en sectores rurales. Cerca de 89 mil personas con dificultades para acceder a agua para consumo humano han sido beneficiadas con estas inversiones.
"Las medidas que se han tomado permitieron que en la temporada 2011-2012 no tuviéramos problemas de abastecimiento en la población", afirma la subsecretaria de Obras Públicas, Loreto Silva. Tanto en riego como en agua potable se han invertido ya $20.600 millones.
En Coquimbo se busca explotar aguas subterráneas en la zona de Quilimarí para abastecer unas 400 ha, mientras que en Valparaíso el énfasis se ha puesto en Aconcagua, La Ligua y Petorca, para abastecer a 22.350 ha. Entre las medidas está la gestión de los ríos, la explotación de 41 pozos, canalización y otras. Similares iniciativas se han hecho en el río Mapocho.
Mejoras en gestión
A largo plazo, el objetivo es avanzar en la gestión del agua. "Dentro de la mirada de largo plazo están los acuerdos con mineras, de manera que ayuden a paliar el déficit de agua", explica Silva. En Atacama se logró una medida de este tipo, donde una empresa cedió parte de sus derechos de agua de la cuenca del valle de Copiapó.
Paralelamente, se iniciaron estudios en glaciares para actualizar los datos sobre la disponibilidad del recurso, así como catastros sobre derechos de agua.
$8.500 millones se destinaron el año pasado para entregar agua potable a 17.200 familias de Coquimbo, Valparaíso y la Región Metropolitana.
 Petorca pide prioridad para embalses
En una carta enviada al Presidente Sebastián Piñera, 22 gremios y asociaciones agrícolas que representan a más de 2.000 agricultores de la Provincia de Petorca, en la Región de Valparaíso, solicitaron al Ejecutivo que se le otorgue "máxima prioridad" a la construcción de cuatro embalses ya comprometidos para la zona: Los Ángeles y Alicahue/La Chupalla, en el valle del río Ligua; y Las Palmas y Pedernal, en el valle del río Petorca.
En la misiva explican que las obras permitirían embalsar 190 millones de m3 e incorporar 5.700 ha a la agricultura, y que además cuentan con el respaldo técnico de múltiples informes cuyos costos superan ya los US$ 20 millones.
La sequía que afecta a la zona es "devastadora", dicen los firmantes de la carta, al punto que las comunas de La Ligua, Cabildo y Petorca fueron decretadas "zona de catástrofe" en febrero último.
"(La sequía) ha ocasionado la pérdida de más de 10 mil hectáreas plantadas, en plena producción, con las graves secuelas de desempleo, detrimento productivo y daños patrimoniales", afirman.
Por esta razón, ofrecen participar activamente en la construcción de los embalses, "comprometiendo recursos privados a través de la compra del pago de acciones y/o el pago de derechos por metros cúbicos de agua", afirman. Agregan que estas obras quitarían presión política a un conflicto social en pleno desarrollo en la zona.