jueves, 24 de mayo de 2012

CIERRAN PLANTA DE CERDOS EN FREIRINA Y VECINOS DESPEJAN LA CARRETERA TOMADA DESDE EL JUEVES

Personal de Agrosuper pudo ingresar ayer a alimentar a los 480 mil animales existentes en el complejo. Autoridades verificaron la muerte de algunos de ellos.  

RODRIGO ÁLVAREZ y MATÍAS ROVANO 
En una reunión realizada a las 13:00 horas de ayer en el patio de la escuela rural de la localidad Maitencillo, en Freirina, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunció ante 200 vecinos que había decidido decretar alerta sanitaria para la Provincia de Huasco, y ordenar el cierre de la planta de cerdos de Agrosuper en ese sector, debido a los malos olores provenientes del lugar.
Esto puso fin a la movilización que el jueves habían iniciado los habitantes de esa localidad de la Región de Atacama con bloqueos y barricadas en la ruta entre Vallenar y Huasco, y que el sábado derivó en violentos disturbios que dejaron dos vehículos policiales y dos casas de la empresa destruidos por el fuego.
Diagnóstico sanitario
Las medidas anunciadas por Mañalich implican el ingreso de las autoridades a la planta para realizar un diagnóstico de la situación sanitaria de sus instalaciones y, junto con el personal de la empresa, alimentar a los cerdos que desde el sábado se encontraban abandonados. También se sacrificará a los animales moribundos y se incinerará a los fallecidos.
Según informaron autoridades de gobierno presentes en la cita, con las medidas anunciadas se busca dar una clara señal a las empresas de que deben cumplir con las normativas ambientales vigentes.
En la reunión con los vecinos estuvieron también la ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, y el subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla.
Allí la ministra Benítez anunció que la Resolución de Calificación Ambiental de Agrosuper -entregada a fines de 2005- será revisada. "Eso determina si la empresa puede seguir operando como lo hacía actualmente, o bien si se le introducen modificaciones para que no ocurra lo que ha sucedido, o que no pueda seguir operando", agregó.
La decisión fue recibida con grandes muestras de alegría por los habitantes de Freirina, quienes pocos minutos después iniciaron el despeje de la ruta que hasta la mañana de ayer se encontraba cortada en nueve puntos. También se desbloqueó el acceso a la planta de Agrosuper.
"Logramos lo que queríamos, que era cerrar esta planta, y por eso ahora dejamos estas movilizaciones", aseguró la vocera del movimiento, Andrea Cisterna.
El ministro Mañalich afirmó que el cierre del complejo se mantendrá hasta que la compañía "solucione todo lo que tiene que solucionar" respecto de los olores y problemas ambientales.
El despeje de los caminos permitió ayer a la empresa ingresar a la planta con personal técnico y veterinarios que revisaron el estado de los animales, y comenzar el proceso para entregarles alimento, el que ayer fue enviado en camiones a la zona.
"Estamos dedicados ciento por ciento a superar la alerta sanitaria. Estamos entregando alimento y agua a los animales, y estamos haciendo una revisión completa de las instalaciones", afirmó ayer Rafael Prieto, gerente de asuntos corporativos de Agrosuper.
Durante la tarde, las autoridades efectuaron una visita a la planta que mantiene 480 mil cerdos, donde se evidenciaba un fuerte olor y abundantes moscas.
"Está completamente abandonada, no hay trabajadores, vigilancia, los cerdos están abandonados a su destino. Me parece extraordinariamente grave. En muchas partes hay escape de deposiciones de cerdos hacia aguas que pueden contaminar el valle. Un peligro para la población. Estoy impactado", dijo Mañalich en el lugar.
Tras la inspección, el titular de Salud dijo que en varios de los pabellones que visitaron encontraron animales muertos. "Cada pabellón tiene una población de alrededor de 500 cerdos. En los lugares que inspeccionamos hay alrededor de diez cerdos muertos", afirmó.

480 mil
cerdos se crían en la planta de la empresa Agrosuper en Freirina.
250 mil
habitantes tiene la Región de Atacama; Freirina, 6 mil.
150
personas trabajan en la planta de Agrosuper.
600
millones de dólares, la inversión en la planta, que también proyecta producir cítricos y aceite de oliva.
 Complejo agroindustrial suma seis procesos de sanción ambiental desde 2007
Desde febrero de 2007, el "Proyecto Agroindustrial del Valle de Huasco", de Agrosuper, ha enfrentado seis procesos de sanción ambiental.
En tres de ellos fue multado por 1.250 UTM (unos $50 millones) y en uno fue absuelto. Ello según consta en las resoluciones exentas N° 86/2007, N° 56/2008 y N° 135/2008, disponibles en la web del Servicio de Evaluación Ambiental.
En general, los castigos se relacionan con el manejo de un sitio arqueológico e infracciones al Código de Aguas mientras se estaba desarrollando el proyecto.
La ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, precisó que hay otros dos que están en desarrollo, pues partieron en abril. "El primero por 12 incumplimientos de distintas partes de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), y después un procedimiento sancionatorio por parte del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) (...) Hay un tercero que se va a disponer luego", dijo.
El seremi de Medio Ambiente de Atacama, Mario Manríquez, puntualizó que las 12 infracciones se relacionan con "los problemas operacionales de la planta de tratamiento de purines (excrementos y orina), que presentaron dificultades en su operación y no estaban cumpliendo con las normas establecidas para la descarga de efluentes, los niveles de demanda biológica de oxígeno que necesitaban y una serie de detalles parecidos".
Respecto del sumario iniciado por el SAG, explicó que se debe al "manejo agronómico que se hacía con los purines que tenían este tratamiento deficiente (...) Las principales fuentes de emisión de olores molestos provenía de la planta de tratamiento de purines que no funcionaban adecuadamente, porque se les habían roto y fallado los sistemas de aireación que necesita el procedimiento de tratamiento de lodos activados".
Mil puestos de trabajo en riesgo
La empresa constructora Inarco, que trabaja desde hace varios meses en levantamiento de los pabellones para cerdos de Huasco, advirtió que este tipo de problemas, en los que se paralizan las faenas constructivas, pone en riesgo más de mil puestos de trabajo y les implica un costo diario de $50 millones.
Esto, sin considerar el impacto que tiene en el comercio y en las actividades en torno a este proyecto, como los arriendos menores, fleteros, transportistas locales, entre otros.
"Es indudable que Agrosuper deberá concentrar su esfuerzo en el despeje de la zona y en la cuantificación de los daños. Pero es prioritario evitar un daño mayor al ya existente", precisaron en la compañía, que opera con Agrosuper desde hace más de 20 años.
Empresa: "Desde que empezó el problema se trabaja en la reparación"
Agrosuper afirmó ayer que en la planta de Freirina se invirtieron US$ 54 millones para contar con la tecnología ambiental más moderna disponible, pero que durante su puesta en marcha se produjo una falla técnica que retrasó su correcto funcionamiento, el que estaría radicado en las lagunas donde se tratan los purines de los cerdos.
"Esas lagunas necesitan la existencia de bacterias -que descomponen los purines y eliminan el olor-, que a su vez necesitan oxígeno. Lamentablemente, se quebraron los aireadores y las bacterias murieron, por lo que nos vimos enfrentados a la emanación de olores", explicó Rafael Prieto, gerente de asuntos corporativos de Agrosuper.
Esto se informó oportunamente a la autoridad, afirma la empresa, y desde entonces se realizan esfuerzos para solucionarlo.
"Desde que empezó este problema -en diciembre de 2011- se ha trabajado en la reparación de los sistemas de aireación así como en las cúpulas de los pozos, con todos los recursos humanos y económicos disponibles en Chile y el exterior (...) Al momento de la toma de la planta, ésta se encontraba en 80 por ciento de avance", agregó la empresa en un comunicado difundido ayer.
Prieto explicó que la recuperación de estos pozos es lenta, porque se trata de un proceso biológico que necesita que la población de bacterias en ellos se multiplique.
Tres de los cuatro pozos ya habían sido reparados al 19 de mayo, cuando tuvieron que evacuar a los trabajadores de la planta por "el bloqueo de caminos y violentos ataques a las instalaciones (...) Recién hoy (ayer), tras cinco días de bloqueo, se pudo reingresar a la planta y hacerse cargo del grave daño ocasionado", agrega el comunicado.