jueves, 24 de mayo de 2012

MAYOL Y LA SEQUÍA: DURANTE 20 AÑOS SE OTORGARON DERECHOS DE AGUA SIN UN CATASTRO

La sobreexplotación de acuíferos ayudó a agravar el problema, afirma el titular del sector.  

Pablo Obregón 
El ministro de Agricultura, Luis Mayol, acaba de aterrizar en Chile después de una extensa gira por China, Corea e India. Suscribió acuerdos para destrabar en los próximos meses el ingreso de productos agropecuarios a esos mercados e, incluso, en un futuro cercano Chile podrá exportar caballos criollos a China.
"En la India tuvimos un compromiso formal del ministro de Agricultura de darle una mayor velocidad a todo lo que dice relación con la autorización de ingreso de arándanos y paltas. También negociamos la exportación de lentejas, garbanzos y arvejas. En Corea destrabamos el procedimiento para obtener el ingreso de las carnes bovinas y ovinas, también adelantamos con las paltas y arándanos, y firmamos un convenio con el Ministerio de Recursos Forestales".
Agrega que uno de los avances llamativos se dio en China, donde se iniciaron conversaciones para el ingreso de ganado vivo, incluyendo caballos criollos.
Hasta aquí, la parte alegre. En Chile lo esperaba un tema tan o más complejo que la apertura de nuevos mercados: la peor sequía que afecta a la zona central del país desde 1968.
-¿Qué se está haciendo para atenuar los efectos de la sequía?
"Nosotros hemos iniciado está campaña que le han llamado siembra de nubes. En China, que venimos llegando, tuvimos la ocasión de firmar un convenio con la academia de meteorología. Ellos están manejando el clima hace mucho tiempo. Esto permite aumentar la lluvia entre un 10% y un 12%".
-Para algunas comunidades, no obstante, la solución definitiva pasa por construir embalses. En Los Andes, por ejemplo, llevan años esperando por la construcción del embalse Puntilla del Viento. ..
"El agua se puede embalsar de dos formas: embalses superficiales, que son muy caros y lo otro es embalsarla en las napas subterráneas. El embalse superficial no es cien por ciento reemplazable por la infiltración de las napas porque hay lugares donde no existen acuíferos o son zonas que están muy pegadas arriba en la cordillera y cuesta más infiltrar, pero podemos disminuir la construcción de embalses. Hay algunos estudios preliminares que nos indican que un metro cúbico infiltrado cuesta entre treinta y cincuenta pesos, y embalsado cuesta mil pesos. Deberíamos hacer un mix ".
-¿Perjudica a los agricultores el hecho de que en 1981 se haya separado la propiedad de la tierra de los derechos de agua?
"Tan separada no está tampoco. Lo que se otorga bajo dominio privado es el derecho de aprovechamiento. Ello ha hecho que exista certeza y esa certeza jurídica ha derivado en la tremenda inversión que se ha hecho en el ámbito agrícola".
-Hay agricultores, por ejemplo en Petorca, que reclaman que la sequía afecta sólo a los chicos. ¿Cómo lo ve usted?
"Afecta también a los agricultores grandes que han tenido que disminuir su superficie de cultivo y han tenido que cortar y arrancar muchos campos. Cada uno riega de acuerdo a la cantidad de agua que tiene disponible. Yo he sabido de muchos medianos y chicos que no han tenido que cortar ni un solo árbol".
"Afecta de acuerdo a las aguas que se tiene y a la ubicación que se tenga en el acuífero. El problema radica en que la DGA (Dirección General de Aguas) durante veinte años otorgó derechos de agua sin tener un catastro y lo que está existiendo en Petorca, por ejemplo, es lo mismo que ocurre en Copiapó, donde se otorgaron cinco veces más derechos de agua de los que se debían haber otorgado. Lo que está haciendo la DGA es catastrar los diferentes valles para evitar las extracciones ilegales".
Salvaguardias: "Conflicto de intereses no tengo"
Hace poco, la Comisión de Distorsiones estableció salvaguardias a la importación de maíz partido desde Argentina. Una decisión polémica, entre otras razones porque la medida ayudaría a empresas como Copeval en la que el ministro Mayol tiene un porcentaje.
-¿En qué se basó la petición de salvaguardias por parte del Ministerio?
"Nos dimos cuenta y comprobamos que en el peak de la cosecha de maíz se estaba generando una tremenda distorsión por un aumento de las importaciones violenta y exagerada de maíz partido. Este maíz partido viene con una distorsión que significa que ese exportador extranjero evade una situación impositiva en su país de origen, creando un maíz entre comillas industrializado. Ello significa que ingresa a nuestro país con un precio muy inferior a lo que es el maíz normal".
-¿Qué responde a quienes mencionan que hay un conflicto de interés al haber pedido esta medida y su participación en Copeval?
"De Copeval fui director durante 34 años, cargo al que renuncié cuando asumí como ministro de Agricultura. Es importante entender que se trata de una sociedad formada por agricultores medianos y chicos, por lo que conflicto de intereses no tengo. Además, tengo un porcentaje mínimo, ínfimo, de esa compañía que además lo puse a disposición de un fideicomiso ciego, aunque no tenía ninguna obligación de hacerlo".
Estancado proyecto para traer mano de obra extranjera
-¿Qué novedades vamos a tener en la cuenta del 21 de mayo respecto de la creación del nuevo Ministerio y en materia laboral?
"Si bien estamos muy avanzados en lo referente al nuevo Ministerio, todavía nos falta coordinar pequeños aspectos con otros ministerios. De aquí a un par de meses deberíamos ver la luz verde. En materia laboral, el sector empresarial y el sector sindical elaboraron un proyecto y desgraciadamente no ha tenido una tramitación muy rápida en la Comisión de Agricultura de la Cámara. Chile hoy es un país con pleno empleo y la agricultura está sufriendo más intensamente la falta de mano de obra".
-¿Qué iniciativas hay para abordar ese tema?
"Se ha propuesto aumentar el cupo de trabajadores extranjeros y también estamos estudiando la forma de establecer un sistema de visas temporales como tienen algunos países como Nueva Zelandia y Australia. Cualquiera sea la solución, la protección social debe ser equivalente a la de los trabajadores chilenos. No podemos permitirnos, como ocurrió en el pasado, que los extranjeros trabajen en condiciones inhumanas".
En Chile existen múltiples embalses subterráneos que están hechos por la naturaleza y tenemos que buscar la forma de llenarlos". Modificación genética: "La papa chilota va a seguir existiendo"
Las redes sociales han sido escenario de una prolongada polémica entre defensores y detractores de la suscripción por parte de Chile del Convenio que protege la propiedad intelectual sobre el uso de nuevas semillas (UPOV 91). Mientras algunos sostienen que con esto las pequeñas comunidades de campesinos se verían ahogadas por los costos adicionales que implicaría pagar patentes por el uso de ciertas semillas, para otros es un paso clave para que el país avance en investigación y desarrollo de especies mejoradas y resistentes.
-¿El convenio podría perjudicar a las pequeñas comunidades campesinas?
"Esto no se trata de hacer manipulaciones genéticas sino de mejorar el rendimiento por la vía de que tenga mejores comportamientos respecto a ciertos climas o calidades de suelo. Lo que pasa es que si alguien, usando su inventiva, logra su propia creación, obviamente tiene derecho a su patente. Las universidades chilenas, el INIA por ejemplo, tiene patentada una cantidad enorme de semillas y productos (...) Usted puede usar la papa de Chiloé, cruzarla con otra papa y obtener muchos mejores resultados, pero la papa chilota va a seguir existiendo".