miércoles, 28 de marzo de 2012

SUMINISTRO DE AGUA Y ELECTRICIDAD AÚN NO SE REPONEN COMPLETAMENTE


Tres ministros están en la Región del Maule, la más afectada, revisando en terreno el impacto que tuvo el temblor de 7,0° Richter.  

Equipos de Ciudad y Regiones 
La localidad más afectada por el sismo del domingo fue Constitución. Hasta allá llegaron ayer los ministros Jaime Mañalich (Salud), Rodrigo Pérez Mackenna (Vivienda) y Rodrigo Ubilla (Interior subrogante) para observar en terreno la situación.
Visitaron el liceo, el hospital -que había sido evacuado el domingo en la noche- y la Población Bicentenario. En helicóptero se desplazaron hacia localidades en las que no había agua ni electricidad, entre ellas Iloca.
Hasta anoche, el 96% del suministro eléctrico suspendido en las regiones de O'Higgins y Maule se había repuesto, mientras que el agua seguía cortada en 2.300 viviendas en diferentes sectores de la región.
El Ministerio de Educación informó que 974 alumnos del Liceo de Constitución deberán se reubicados por los daños estructurales que sufrió el establecimiento. Las clases están suspendidas, al igual que en el Liceo Politécnico Egidio Rossi y Liceo Comercial Enrique Maldonado. En estos dos últimos establecimientos se espera retomar las actividades el jueves.
El Ministerio de Obras Públicas informó que en la Provincia de Curicó se debieron despejar las rutas J-60, K-16 y J-65 por pequeños rodados. En algunos locales comerciales de la VII Región hubo daños de vidrieras y la mercadería amaneció en el suelo, por lo que los negocios no abrieron ayer, pero hoy volverían a la normalidad.
En la capital, la Intendencia Metropolitana señaló que el domingo se produjeron seis llamadas de emergencia: cuatro de personas atrapadas en ascensores y dos a posibles fugas de gas que bomberos descartó.
El sismo dejó un saldo de 14 heridos: 11 en Maule, dos en la capital y uno en Biobío.