miércoles, 31 de julio de 2013

Oso polar ayuda a investigar cómo les afecta el cambio climático

Un dispositivo puesto en el cuello de Tasul, un oso que habita el zoológico de Oregon, permitirá ver si el sistema funciona para probarlo en animales de esta especie que vivan en el Ártico. 


El oso polar Tasul, parte del grupo de animales que habita el zoológico de Oregon (EEUU), se ha transformado en parte activa de un proyecto de investigación que busca dilucidar cómo estos animales están reccionando al cambio climático.
Para lograrlo, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) puso en el cuello de Tasul un collar con un acelerómetro dentro, que detecta los cambios de movimiento y dirección. Así, el dispositivo registra cuando el animal camina, come, duerme o nada, creando una especie de huella digital del comportamiento de esta especie.
El objetivo es que cuando el sistema esté comprobadamente funcionando, los investigadores puedan poner el collar en osos polares que vivan libremente en el Ártico, lo que permitirá observar su comportamiento sin tener que mirarlos directamente ni interrumpir su estilo de vida.
La elección de Tasul para esta prueba radica en que el animal ya participa en muchos de los estudios que realiza el zoológico, cooperando activamente.   
Esta prueba también permitió que los trabajadores del centro pudieran insertar una cámara web en el collar, por lo que se pueden ver las imágenes de sus movimientos en la página web.