miércoles, 31 de julio de 2013

Escondida desarrollará planta desalinizadora por US$3.430 millones para asegurar suministro de agua

El proyecto asegurará el suministro continuo de agua a Escondida cuando concluya la construcción de la concentradora OGP1, que tendrá una capacidad de tratamiento de 152.000 toneladas por día. 


BHP Billiton aprobó hoy una inversión de US$1.972 millones, correspondientes a su participación en Escondida, para la construcción de una nueva planta de desalinización de agua de mar de 2.500 litros por segundo, destinada a sostener las operaciones de la minera, y que demandará una inversión total de US$3.430 millones.
El proyecto asegurará el suministro continuo de agua a Escondida cuando concluya la construcción de la concentradora OGP1 -que tendrá una capacidad de tratamiento de 152.000 toneladas por día- y el consumo del recurso aumente.

La construcción de la nueva planta desalinizadora se iniciará en julio de 2013 e incluirá dos tuberías, cuatro estaciones de bombeo de alta presión, un reservorio en el área de la mina e infraestructura eléctrica de alta tensión para operar el sistema. La nueva planta entrará en funcionamiento en el año 2017.

El presidente de BHP Billiton Cobre, Peter Beaven, afirmó que "asegurar un suministro de agua sostenible en el Desierto de Atacama es una de las principales prioridades para todos los productores de cobre de Chile, por lo que la aprobación de este proyecto en Escondida es un hito significativo para nuestro negocio".
Agregó que "la nueva planta desalinizadora minimizará nuestra dependencia de los acuíferos de la Región, lo que nos ayudará a cumplir nuestros compromisos ambientales y nos permitirá alcanzar nuestra estrategia de negocios de largo plazo".
Escondida está ubicada a 3.100 metros de altura, 170 km al sureste de la ciudad de Antofagasta. Sus propietarios son BHP Billiton (57,5%), Rio Tinto (30%), JECO Corporation (10%) y JECO 2 ltd. (2,5%). La mina es operada por BHP Billiton.