miércoles, 29 de mayo de 2013

Embalses registran déficit de 46% pese a lluvias, pero mejora perspectiva del agro

Pese a la merma que arrastran las presas a lo largo del país, en el MOP pronostican una mejora en materia de riego cuando ocurran los deshielos en la primavera. En generación hidroeléctrica se liberaron 180 MW.

M. Gutiérrez, M. Concha. M. Rovano y E. Fernández
Pese a las abundantes lluvias de los últimos dos días, el nivel que mostraban hasta ayer los embalses en el país sumaban en total 2.100 millones de metros cúbicos, una baja de 46% en comparación con el volumen que exhibían hace doce meses.
Así lo reveló un informe de la Dirección General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas que actualizó el estado de las represas de riego, generación eléctrica, agua potable y de uso mixto (generación-riego). El documento señaló, además, que -con información al 28 de mayo- el estado de los embalses en mayo de 2013 era 71,2% inferior al promedio histórico que han mostrado en el quinto mes.
Respecto de abril, la merma fue de 19,4%, pues las lluvias de los últimos dos días no alcanzaron a compensar el consumo de casi todo el mes de mayo.
Respecto de hace doce meses, la mayor caída la registran los embalses de generación y riego con un retroceso de 62,1%. Le siguen aquellos cuyo único fin es riego, con una merma de 44,9%; mientras que los de generación bajaron 31,1%.
La nota positiva la colocaron las represas de agua potable, con un alza de 81,5% anual a mayo, aunque ya venían con un crecimiento fuerte previo.
El embalse que más aumentó sus recursos tras el temporal fue el de lago Laja, el cual hasta el lunes contaba con 261 millones de m {+3} y posteriormente subió a 265 millones de m {+3} .
La ministra de Obras Públicas, Loreto Silva, destacó las lluvias y su impacto en las regiones Metropolitana, de Coquimbo y Valparaíso. Pero indicó que "la situación de los embalses es aún deficitaria".
De todos modos, añadió: "El hecho de que haya acumulación de nieve nos va a permitir tener una mejor situación cuando se produzcan los deshielos en la primavera".
Generación
Desde el Ministerio de Energía afirmaron que con las lluvias "se han liberado cerca de 180 MW de energía hidroeléctrica proveniente de embalses, los cuales con anterioridad a la lluvia se encontraban en situación de agotamiento, lo que ha permitido desplazar generación térmica ineficiente y, por ende, reducir el nivel de precios".
En el nudo Quillota, utilizado para calcular el precio de la energía para la Región Metropolitana, el costo marginal del sistema descendió desde los US$ 310 por MW/h a unos US$ 250 por MW/h gracias a las lluvias.
En Endesa Chile, que opera Rapel, Pangue y Ralco, señalaron que "el temporal permitirá que los embalses recuperen cota, saliendo de la condición de agotamiento, y las centrales de pasada aumentarán su generación. No obstante, hasta que no lleguen las nuevas lluvias de junio, el SIC mantendrá precios altos".
46 mm había precipitado en la Región Metropolitana entre el lunes y ayer hasta las 17:00 horas. Se preveían 70 mm hasta hoy en la mañana.
36% es el superávit de lluvia en la capital respecto de un año normal a igual fecha. Este mes de mayo es el más lluvioso en tres años en la RM.
 Frutícolas: Lluvias son un alivio pasajero
Como un alivio pasajero calificaron los productores de fruta las lluvias de los últimos días. Así lo señaló Luis Pizarro, presidente de la Comunidad de Aguas Sistema Embalse Paloma (VI Región), quien, en todo caso, manifestó que existe esperanza entre los campesinos por las últimas precipitaciones. "El año pasado, sin caer nada de nieve, al embalse La Paloma le entregaron 25 millones de m {+3} . Entonces, con un evento de nieve de 40 o 50 cm, nuestras expectativas aumentan. Es un poco prematuro, pero alentador lo que está pasando", explicó Pizarro.
Agregó que las lluvias permitirán sostener el riego, sobre todo de paltos, por tres semanas más, sin necesidad de acudir al embalse.
Por su parte, el presidente de Fedefruta, Cristián Allendes, aseguró que no existen efectos negativos por el agua caída sobre las plantaciones.
"Para nosotros es muy bueno que estas lluvias vayan llenando la tierra, que la vayan saturando de agua. Después van generando unas reservas para cuando llegue la primavera-verano", señaló, agregando que esto es favorable para los embalses. "Son las primeras lluvias que van haciendo que las tierras se empapen. Las lluvias siguientes serán sólo acumulación. Así empiezan a llenarse los embalses", sostuvo.

Fuente: http://diario.elmercurio.com/2013/05/29/economia_y_negocios/economia_y_negocios/noticias/259dff67-e9af-41d3-8a06-a0016da779bf.htm