martes, 24 de abril de 2012

SOMMELIERA CATAN LAS AGUAS MINERALES SIN GAS

Se probaron 13 marcas y se calificaron en una escala del uno al siete.  
Catar agua mineral sí que es un desafío, obliga a tener los sentidos alertas y a abstraerse de toda distracción. Este líquido, que ostenta el título de elixir de la vida, tiene sabores secretos reservados sólo para aquellos con la voluntad de sentirlos.
El agua mineral es un nutriente al igual que las vitaminas, los minerales o las proteínas, con la diferencia de que no aporta energía al cuerpo. Cada agua, dependiendo de su fuente de origen, tiene distintos olores, matices en boca y, por supuesto, un acompañante ideal en mesa.
El consumo de agua mineral per cápita en Chile ha ido en aumento con los años. Su consumo creció un 11,1% en 2011 en sus tres variantes, minerales, purificadas y saborizadas, según Anber.
Es que tomar agua está de moda. Las opciones que ofrece el mercado han apostado por captar clientes con distintos sabores, más ricas en minerales, purificadas e incluso con el diseño del envase.
"El Mercurio" eligió calificar la categoría sin gas, la más simple, y al mismo tiempo, la más difícil de catar, por la sutileza de su "sabor".
En un frente a frente, los sommeliers Macarena Lladser (experta en aguas y productora de la revista Descorchados) y Marshall Strika (catador de La Cav), examinaron pacientemente las aguas, esperando a que los olores y sabores se manifestaran. Las notas fueron acordadas en una escala del uno al siete, teniendo en cuenta su categoría, el origen y el rango de precio de cada una.

$329
cuesta el agua más económica del grupo de aguas calificado.
$1.590
es el valor del agua mineral más cara .
11,1%
aumentó el consumo de aguas minerales en nuestro país el año pasado en todas sus categorías (con sabor, purificadas, con y sin gas), según la Asociación Nacional de Bebidas Refrescantes, Anber.
 ¿Cómo se cata el agua?
La primera recomendación que hacen los expertos es tener todos los sentidos en alerta, y estar abierto a sentir cosas nuevas, sobre todo al catar agua, donde los matices de sabores son más sutiles. Los contrastes no son tan evidentes y la capacidad de percepción requiere especiales disposiciones físicas y psicológicas.
Si está dispuesto a hacerlo, busque un lugar libre de olores, y en lo posible, sin ruidos que distraigan en exceso.
Paso 1: Cómo se ve. El análisis visual es el primer paso en catas de cualquier comida o bebida. En el caso del agua, la copa o vaso debe estar libre de adorno y completamente limpio. Observe el agua con buena luz contra una superficie blanca, e incline la copa en 45º.
Paso 2: Cómo huele. Ponga su nariz en la superficie de la copa e inspire profundamente. En el caso de catar agua, se recomienda hacerlo por la mañana y en ayunas.
Paso 3: Cómo sabe. En esta etapa, las papilas gustativas deberán definir si el sabor es dulce (se percibe en la punta de la lengua), ácido (en los lados laterales de la lengua), salado (en el lateral central y media de la lengua) o amargo (base de la lengua).
Aguas purificadas
A través del proceso de osmosis inversa, les sacan todos los minerales dejándolas neutras. Un agua desmineralizada da mayor sensación de frescor, pero su gusto es prácticamente nulo, por lo que son ideales para calmar la sed entre comidas o después del deporte.
3,0
Benedictino: En boca es envolvente con un leve final dulce. Es pesada, con volumen y grasa. Si no fuera por un leve sabor a plástico, estaría muy bien. Ideal para tenerla como base para infusiones, como expressos o té.
5,0
Soprole, Next: tiene más características en nariz, más frescura con un tanino más astringente. Ideal para tomar después de hacer deporte. Es un agua cotidiana, para horarios en los que no se ingieren alimentos.
5,7
Nestlé Pure Life: neutra en nariz, pero tiene peso en boca. Esta podría permitir acompañar algo en mesa, pero no muy expresivo en sabor. Puede acompañar hojas verdes y quesos frescos. También carnes blancas.
4,0
Fuentesana: En boca tiene un dejo de acidez y un cuerpo más definido, con dejos de plástico. Por eso, lo ideal es tomar agua en botellas de vidrio.
Aguas minerales internacionales
5,5
Evian: de las cuatro, es el estilo más soft , ligero, fácil de tomar. Lo que mueve Evian es la imagen, el estilo de vida, el formato y diseño de las botellas que van dirigidos a un público en particular. Es un agua correcta y fresca.
6,0
Aqua Panna: densa, pesada en boca. Es un agua gastronómica, permite comer tranquilamente platos complejos. Tiene toques cítricos, un frescor distinto. Sus matices limpian el paladar. Es más larga en boca y astringente.
5,0
Gota: tiene un sabor intenso. Tiene más taninos, es más secante. Deja la lengua un tanto seca y áspera. Es un poco plana y dura. Igualmente permite comer platos de condimentación media, con carnes rosadas como pastrami.
5,8
Gerolsteiner: Es un estilo con más fuerza, más mineral, tiene notas cítricas bastante marcadas. Es un agua más dura por la cantidad de minerales que contiene. Puede acompañar platos de condimentación media.
Aguas minerales nacionales
6,0
Porvenir: notas dulces en boca, típicas de su origen, Casablanca. En nariz es fresca, con notas verdes. Para comer, se recomienda una temperatura más baja por su volumen en boca.
5,0
Cachantún: fresca, ligera, astringente en boca. Es para un estilo diario, de consumo paulatino. Es fácil de beber, correcta. Con ella se puede jugar con destilados para rebajar el whisky, por ejemplo.
4,0
Vital: en nariz es fresca, pero en boca es plana, corta y ligera. Notas dulces. Es un agua para refrescar, para beber entre comidas.
6,3
Jahuel: notas fangosas bastante marcadas y agradables. En nariz, marcada y aromática. Agua fresca, astringente y con peso. Es envolvente y permite platos frescos y livianos.
6,5
Puyehue: notas dulces, más astringente por los minerales que tiene. Se nota la dureza del agua debido al calcio. Es un agua gastronómica, es versátil para comer. Limpia bien el paladar, permite complejidad en mesa.
Consejos para los amantes del agua
Recicle las botellas. Las de plástico tienen una durabilidad de seis meses si se mantienen higiénicas. En el caso de botellas de vidrio, son indefinidamente reutilizables. Para limpiarlas, se les puede echar agua caliente por dentro y un desinfectante por fuera cada tres días. Las de vidrio pueden servir como dispensador de aceite de oliva. Se le puede echar ajo, romero, tomillo, pimienta.
Prefiera aguas minerales en botellas de vidrio, ya que conservan mejor el agua. Asimismo, los plásticos oscuros ayudan a que el sabor no se traspase al líquido, ya que actúan como impermeabilizante.
La temperatura ideal de un agua depende del estilo del líquido y del consumidor. Por ejemplo, aguas con mayor volumen en boca deben servirse a menor temperatura para no colapsar el sabor.
Para evitar la resaca que deja el alcohol, tome un vaso de agua mineral entre copas. También se recomienda tomar dos vasos pequeños en la noche, y en la mañana en ayunas para mantenerse hidratado.
Daniela Paleo Risco