jueves, 12 de abril de 2012

SISTEMAS GEOTÉRMICOS TAMBIÉN SIRVEN PARA EL HOGAR

El calor natural de la tierra es una fuente de energía inagotable que puede ser captada y usada para calefaccionar las casas durante el invierno o producir agua caliente para la ducha. Se trata de una energía limpia, renovable y que permite ahorros en las cuentas de fin de mes.  


Pamela Carrasco T. 
El invierno ya está a la vuelta de la esquina y para capear el frío es fundamental acondicionar la casa. Sistemas de calefacción hay varios, para todos los gustos y de todos los precios, pero uno de los que está comenzando a ganar terreno poco a poco es el que usa la energía que viene desde la propia tierra.
La llamada geotermia permite aprovechar la energía generada desde el fondo del suelo para generar calor y utilizarla en la casa, ya sea como agua caliente de la ducha, para temperar piscinas o como sistema de calefacción central por radiador o piso radiante. Incluso se puede usar para el sentido contrario y generar frío y sistemas de aire acondicionado.
Su gran ventaja es que se trata de una energía limpia y renovable que, a la larga, permite ahorros significativos para el bolsillo.
¿Cómo funciona?
Para sacar calor de la tierra, se entierra una bomba con un ducto en el patio por donde circula un refrigerante que va en busca de la energía y la trae de vuelta, de modo de ir calentando el agua que va queda almacenada en unos termos, los que a su vez, por el principio de radiación, calefaccionan los recintos.
Mauricio Escárate, gerente general de Oden Energía Geotérmica, dice que desde hace unos años ha aumentado el interés por este tipo de soluciones, en especial entre profesionales o familias jóvenes que buscan alternativas más ecológicas para el hogar y que también les permitan ahorrar costos.
Terrenos grandes
Andrés Rodríguez, gerente de operaciones de Geotermia Ingeniería, otra empresa dedicada al rubro, también comenta que ha aumentado el interés por estos sistemas a nivel residencial, aunque más para grandes proyectos, parcelas o casas con terrenos amplios y que en esos casos, muchas veces se combinan distintas soluciones de energías renovables, como energía geotérmica, junto con paneles solares, por ejemplo.
Es que por mucho que se quiera, no todos pueden instalar uno de estos sistemas en su casa. Mauricio Escárate comenta que los equipos más pequeños permiten calefaccionar casas de unos 140 m2, y para eso se necesita un patio de unos 150 a 200 m2 como mínimo donde enterrar el ducto.
"Ese es el único impedimento. Es un sistema que casi no genera ruido, que se instala en unos pocos días y una vez funcionando no se nota nada en el jardín, porque queda tapado por pasto, pero no pueden haber árboles cerca que hagan sombra", advierte.
Escárate cuenta que para una familia de cinco personas en una casa de 140 m2 estos sistemas pueden producir unos 150 litros de agua caliente por hora, independiente del frío que haya en el ambiente o lo fría que esté la tierra.
"Los equipos geotérmicos trabajan con temperaturas de hasta 15 grados bajo cero", cuenta y asegura que el agua de la ducha sale tan caliente, que hay que mezclarla con agua fría hasta en los períodos más fríos.
En el caso de que se corte la luz, el tanque sigue manteniendo el agua caliente para la casa durante un par de días.
De fábrica
No es un sistema económico de instalar. "Los más simples pueden ir entre 2 millones y 2 millones y medio", dice Escárate. Pero los ahorros a mediano plazo son atractivos, porque si bien sube un poco la cuenta de la luz, esa alza es mínima comparada con la economía en gas u otros sistemas similares.
En la industria hablan de que en una casa típica, cerca del 70% de los costos de energía provienen de calefacción y agua caliente y los sistemas geotérmicos permiten ahorros de hasta un 75%; es decir, por cada 1kW consumido se obtienen 4kW de energía.
Esto, sumado a su atributo de energía no contaminante, ha hecho que varias inmobiliarias ya estén proyectando sus condominios con este sistema desde su origen, como un elemento de diferenciación a la hora de la venta.
Uno de los pioneros fue el Condominio Frankfurt, en Temuco, todas las casas fueron construidas con energía geotérmica, a través de una central térmica instalada en las áreas comunes y desde donde se alimentan las distintas casas. Y cada casa cuenta con un termostato y medidor individual muy simple de usar, igual que en los sistemas de calefacción por gas.
Pilar Urdalleta, gerente comercial de condominios Frankfurt, cuenta que ya pasaron el primer invierno con esta calefacción sin ningún problema y que, además de la comodidad del sistema, una de las cosas que más han valorado los habitantes es la cuenta a final de mes, ya que el aumento en la boleta de la luz oscila entre 15 y 60 mil pesos en los períodos más fríos. "Y calefaccionar una casa grande durante el invierno con cualquier otro sistema no baja de los 300 mil", dice.
 A gran escala
Andrés Rodríguez, de geotermia Ingeniería, dice que son las grandes industrias quienes más se han interesados en este tipo de proyectos, ya que les permite ahorros en gran escala. También ha comenzado a usarse en recintos hospitalarios, locales comerciales u oficinas como Parque Titanium, donde se levantarán 3 torres, dotadas con esta innovación. También hay proyectos turísticos que optan por una construcción más "verde", como algunos centros invernales o complejos como el Hotel &Spa Termas de Puyehue o el hotel Cabaña del Lago, en Puerto Varas.

FUENTE