miércoles, 11 de abril de 2012

MOTORES APAGADOS, RECLAMOS Y HORAS DE ESPERA EN TACO DE 40 KILÓMETROS EN LA RUTA 5 SUR


La manifestación ocurrió en los km 121 y 129, en la Región de O'Higgins, por el funcionamiento de una planta de lodos que expele malos olores. Hubo barricadas y escaramuzas con Carabineros.  

JAIME PINOCHET y ÓSCAR SAAVEDRA 
Una manifestación express en Pelequén, avalancha de tweets (comentarios en la red social Twitter) por los atochamientos y respuestas online del ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne eran los ingredientes del complejo panorama que anoche vivían los santiaguinos cuando retornaban a la capital luego del primer fin de semana largo de 2012.
La congestión pudo ser peor, pero el regreso anticipado de la mitad de los vehículos que salieron de la Región Metropolitana lo evitó.
El punto más crítico fue la Ruta 5 Sur, a la altura de Pelequén, en la Región de O'Higgins, donde manifestantes se tomaron la vía por segundo día consecutivo en protesta por el funcionamiento de una planta de tratamiento de residuos orgánicos que expele malos olores.
La protesta generó escaramuzas con Carabineros en los kilómetros 121 y 129, lo que provocó un atochamiento de unos 40 kilómetros de largo a las 20 horas, según confirmó el MOP en su cuenta de Twitter.
Con esperas de hasta una hora y media -los vehículos estuvieron tanto rato detenidos que la gente apagó los motores, se bajó a conversar y tomó fotografías-, la situación se volvió aún más crítica cuando algunos manifestantes arrojaron piedras a los autos.
Éstos recurrieron a las redes sociales para desahogarse. Fernando Figueroa, por ejemplo, decía que llevaba más de tres horas cerca de Pelequén y que no tenía comida para sus niños.
Vía Twitter, los conductores comenzaron a ayudarse intercambiando datos sobre cortes y alternativas que les permitían apurar el viaje a Santiago. El MOP, en tanto, dispuso desvíos en el peaje Tambo Ote, que liberó para que los vehículos conecten con la Ruta de la Fruta a través de San Vicente.
Todo se debió a la protesta organizada por vecinos de San Luis de Pelequén, quienes aseguran que ya no soportan los malos olores que emite el centro de manejo de residuos orgánicos de la empresa Colhue S.A.
Según el diputado por la zona Ricardo Rincón (DC), el problema existe desde hace tres años, pues, aseguró, la planta no cumple con las condiciones de operación establecidas por los ministerios de Salud y Medio Ambiente, que fijaron la cantidad y tipos de desechos a tratar, así como el número camiones que pueden ingresar cada día.
"San Luis de Pelequén se repletó de moscas. Los techos de las casas ya no son blancos, sino negros. Sus habitantes viven con vómitos y náuseas", sostuvo.
Rincón dice haber solicitado varias veces la intervención del Gobierno para que la Autoridad Sanitaria fiscalice el complejo. "Se debería clausurar, pero no ocurre", concluyó.

TEMPRANO
De los 237.066 autos que salieron de Santiago, 118.069 regresaron antes del mediodía de ayer.
 Primeros dos días del feriado tuvieron una menor cantidad de personas fallecidas en accidentes
Dieciséis personas murieron en accidentes de tránsito durante los primeros dos días del fin de semana santo, según Carabineros.
El coronel Víctor Cancino explicó que "el 50% de los fallecidos corresponde a peatones, y la otra mitad a conductores y pasajeros".
Sobre las causas que provocaron la muerte de los transeúntes, el oficial precisó que "en la gran mayoría, transitaron o cruzaron las rutas sin adoptar las medidas de seguridad necesarias".
Luego, respecto de los choques de vehículos, agregó: "Hay algunas causales que se repiten: pérdida del control del vehículo y conducir a una velocidad mayor de la permitida".
El coronel Cancino lamentó que "en dos o tres casos hubo ingesta de alcohol". En 2011, el mismo fin de semana largo dejó un saldo de 24 muertos por accidentes de tránsito.
La jefa de fiscalización del Ministerio de Transportes, Paula Flores, agregó que en el fin de semana se efectuaron 1.500 controles a buses interurbanos, y que desde el 9 de febrero han realizado 117 viajes con el método del "inspector incógnito". En el 70% de esos casos se cursó una infracción. El 30% restante se relaciona con anomalías en el panel digital o con controles de velocidad que estaban desconectados.