jueves, 19 de abril de 2012

EMPRESA COLHUE DECIDE PRESENTAR PLAN DE CIERRE DEFINITIVO DE LA PLANTA DE LODOS EN PELEQUÉN

A través de un e-mail a la ministra del Medio Ambiente, el presidente de la entidad, Germán Pardo, anunció la decisión.  
"La decisión la tomo yo, no la incompetencia de la autoridad". Con esta frase, Germán Pardo, presidente de Colhue, explicó el cierre definitivo de su empresa de monorrelleno y planta de compostaje en Pelequén, que ha estado en el centro de la discusión tras las protestas de los vecinos del sector, quienes acusan malos olores, plagas y enfermedades gastrointestinales por la operación de las instalaciones de tratamiento de lodos.
Pardo envió un e-mail a la ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, para informar la decisión, la que se hará efectiva la próxima semana, cuando la empresa presente al SEA (Servicio de Evaluación Ambiental) de la Sexta Región el plan de cierre definitivo de las instalaciones de Pelequén. En el mensaje a Benítez, Pardo precisa: "Espero que esto contribuya a cumplir la tarea pendiente en lo relativo a la legislación de lodos industriales".
La inversión en la planta asciende a US$ 4 millones y ocupa a 18 trabajadores. Según Pardo, representa el 1% de las 18 empresas que posee, y reiteró su compromiso con el medio ambiente: "Uno puede cerrar la planta, pero el espíritu ambientalista nunca se cierra".
El proceso de término durará dos años, ya que el compost que está ahora en la planta demorará unos 14 meses en degradarse y luego se deberá sacar 220 toneladas con maquinarias. Más tarde se procederá a plantar árboles para levantar un parque. Los trabajos del cierre deben asegurar que el depósito quede sellado y que no emita malos olores.
Pardo reclama que la Ley del Medio Ambiente respecto de los lodos lleva dos años sin aprobarse. "Esto me da pie para que la autoridad legisle sobre esta materia. Esta empresa, que parecía que hacía todo malo, no es lo que está en el fondo, sino que es la ley. Si no hay una legislación adecuada, ninguna empresa va a invertir. Y qué va a pasar con los lodos".
Tras recibir la información, la ministra Benítez manifestó: "Lo único que importa es el bienestar de las personas. Si se adelantaron a esto (el cierre definitivo), es mucho mejor para los vecinos del lugar". La reunión de la Comisión del Medio Ambiente de la VI Región, que estaba programada para hoy, no fue suspendida. Por ello, las autoridades analizarán el cierre de la planta.
 "Es la mejor noticia que hemos recibido"
Sorprendido y feliz con la noticia del cierre definitivo de la planta de Pelequén se mostró el alcalde de Malloa, Luis Barra.
Tras enterarse de la decisión de la empresa Colhue, si bien aún no es oficial, Barra dijo que "es la mejor noticia que hemos recibido en estos días. Significa el término de los problemas para los habitantes de Pelequén. Ahora corresponde a las autoridades controlar el plan de cierre definitivo de la planta, ya que (la empresa) no puede poner un candado en la puerta e irse". Respecto de la situación de los trabajadores de la planta, que viven en Pelequén, Barra dijo que "la municipalidad puede proteger a los trabajadores y reinsertarlos en otras empresas de la zona".
El seremi de Salud de la Región de O'Higgins, Michael Casson, explicó que una vez oficializado el plan de cierre, el destino y tratamiento de los desechos que se realizaban en la planta de lodos "sólo les corresponde a los titulares de las empresas involucradas. La autoridad sanitaria no es responsable de buscar nuevos depósitos de desechos. Podemos asesorar, pero nada más".
Pierina Cavalli