lunes, 19 de marzo de 2012

CONCEJO MUNICIPAL CAMBIA USO DE SUELO DONDE SE INSTALARÁ LA TERMOELÉCTRICA CASTILLA.


Zona pasa de ser un lugar apto para "industrias molestas" a "inofensivas", según la resolución tomada en Copiapó.  
 
El Concejo Municipal de Copiapó aprobó ayer el cambio de uso de suelo de Punta Cachos, zona donde se instalaría la central termoeléctrica Castilla, del conglomerado brasileño MPX. La modificación del uso de suelo donde se instalarían las seis unidades generadoras por un total de 2.100 MW implicó que la zona pasara de ser considerada apta para la instalación de "industrias molestas" a "industrias inofensivas", lo que, según los miembros del municipio y opositores al proyecto, haría inviable técnicamente la iniciativa.
"MPX ha dicho que su central no es contaminante, sino molesta. Pues bien, ahora les decimos que sólo se pueden instalar allí empresas inofensivas, y ese proyecto claramente no lo es", manifestó a "El Mercurio" el concejal Christian Guzmán (independiente).
"Con esto, Castilla queda con las manos atadas, lo que es una muy buena noticia para Copiapó, pero una mala noticia para ellos", agregó el concejal RN Juan Carlos Mellibosky, otro de los opositores al proyecto.
Mientras que el alcalde Maglio Cicardini dijo: "De esta manera se demuestra la preocupación que tenemos como cuerpo de concejales y yo como alcalde que presido el Concejo, de lo que significa que estas inversiones (...) tengan el máximo de rigurosidad en lo que significa el tema de la fiscalización".
Consultada la empresa por estos cambios, ésta no estuvo disponible. Pero fuentes de la industria señalaron que esta decisión no alteraría el proyecto que la empresa ya tiene aprobado mediante una Resolución de Calificación Ambiental (RCA).
Sin embargo, trascendió que si el fallo de la Corte de Apelaciones de Antofagasta en que se determinó que era ilegal el otorgamiento del permiso industrial que validó la RCA del proyecto es ratificado por la Suprema, podría requerirse un nuevo proceso de evaluación ambiental. Éste tendría que considerar el nuevo plano regulador.
La Corte de Apelaciones definió como ilegal la resolución que calificó a Castilla como industria de carácter "molesto". Esta última vino modificar una resolución del seremi de Salud del gobierno anterior que definía que la iniciativa era "contaminante".
US$ 5.000 millones se estima será la inversión en el complejo termoeléctrico Castilla, el que abastecería de energía a futuras faenas mineras.
Rodrigo Álvarez Malla Copiapó