lunes, 22 de julio de 2013

Chile cuenta con todo para la aplicación de energías renovables

En el año de la innovación y con el debate energético en la agenda política y social, Bento Koike, emprendedor y fundador de Tecsis, uno de los más grandes proveedores de aspas para energía eólica en el mundo, adelantó el análisis que presentará en el cierre de la segunda versión del concurso Green Start-UP, organizado por la incubadora de negocios de la Universidad del Desarrollo, UDD Ventures y la Fundación Chile, cuyo proceso de postulaciones finaliza hoy.
“La innovación es absolutamente fundamental para la industria energética”, señaló Koike. El empresario brasileño destacó que la evolución de las energías alternativas -en especial la solar y eólica- sólo ha sido posible gracias a personas que han hallado respuestas a preguntas que antes no habían sido resueltas. “La primera aspa que construimos fue de 19 metros y hoy estamos haciendo hojas de 60 metros”, apunta.
Koike atribuye a “la implementación de aleaciones de carbono, mayor precisión de la geometría y nuevos procesos en la elaboración de los productos” la mayor competitividad que ha conseguido la industria. Agrega que, en términos de costos, “la energía eólica es una de las más económicas, y eso es gracias a la innovación”.
El ejecutivo estima que la avanzada de las energías alternativas continuará: “El costo es muy competitivo y entrega beneficios como una energía limpia, sin emisiones, ni contaminación al medioambiente”. Añade que “Alemania está apostando a que el 80% de la energía provenga de fuentes renovables”,
El empresario, que visitará Chile en agosto para el cierre del concurso Green Start-UP, estimó que “Chile cuenta con todo para la aplicación de energías renovables”. Koike calificó al norte del país como “privilegiado para la energía solar, debido a la capacidad que otorga el desierto”. Agrega que “incluso en la zona sur están las condiciones para potenciar la energía eólica”.
El fundador de Tecsis describió a Chile como “un país donde existen todas las condiciones para innovar”, y planteó el desafío en cambiar la mentalidad: “Hay que mantener una perspectiva distinta para ver la cosas (...). Se necesita que haya una mayor apertura a la recepción de nuevas ideas”.