lunes, 15 de abril de 2013

Aguas Andinas entrega plan que permite suministro de hasta 35 horas durante emergencias


Propuesta fue entregada a la Superintendencia de Servicios Sanitarios que evalúa su aprobación.Las obras alcanzarían una inversión en torno a los US$ 130 millones y su construcción tomaría tres años.
Dos cortes masivos, que afectaron a millones de personas en Santiago durante el verano recién pasado, fueron la razón para que la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) instruyera a las concesionarias Aguas Andinas, Aguas Cordillera y Esval la realización de estudios que fundamenten los planes de inversión y medidas adicionales, enfocados a enfrentar los efectos de turbiedad extrema que alteran el suministro de agua potable.
Planta Las Vizcachas de Aguas Andinas, tras el alud del 21 de enero. foto: Rolando Morales
Cabe recordar que estos cortes del servicio fueron producto de una serie de aluviones en el Cajón del Maipo, ocurridos en enero y febrero, que afectaron los niveles de turbiedad del río Maipo y que obligaron a Aguas Andinas a paralizar las plantas de tratamiento de agua potable.

“Luego de los cortes del verano, la SISS instruyó a Aguas Andinas presentar un plan de alternativas de obras para complementar las que están en construcción. La presentación se hizo el 30 de marzo y actualmente nos encontramos en un período de evaluación técnica de esas obras”, explicó la superintendenta Magaly Espinosa.

MAYOR AUTONOMÍA

Según informaron en la SISS, todas las empresas cumplieron con el plazo. En el caso de Aguas Andinas, entregó un plan que consiste en obras a ser ejecutadas entre dos y tres años y que combinan estanques y nuevos pozos de agua subterránea, los que permitirían a la empresa mantener una autonomía en las plantas de tratamiento de hasta 35 horas en situaciones de emergencias, como las vividas en el  verano. 

“Nuestro principal objetivo es evitar al máximo este tipo de situaciones, y aunque no se puede entregar un 100% de seguridad, sí podemos aumentar y extender las horas de seguridad que tenemos ante estos cortes de agua”, dijo Espinosa.

Las obras contemplan una inversión en torno a los US$ 130 millones, según precisan fuentes ligadas a la compañía, las que destacan también la inclusión de estanques de agua cruda (no tratadas), modalidad rescatada de la experiencia aplicada en Lima, Perú, y que sería inédito para Chile.  

Esto significaría un gran avance en casos de emergencia, ya que actualmente la autonomía de Aguas Andina, ante un escenario crítico, es de cuatro horas en verano y ocho en invierno. La sanitaria espera aumentar este rango a 8 y 14 horas, de acuerdo a la estación, con las obras que están ejecutando en el sector del Cajón del Maipo y que deberán entrar en operación a comienzo de 2014.

Según informó la entidad, en un plazo no mayor a cuatro meses, Aguas Andinas entregará el estudio de factibilidad de la última propuesta, lo que deberá ser formalizado en los Planes de Desarrollo de la concesionaria.

SANCIONES

En tanto, están en desarrollo los procesos sancionatorios por los cortes de agua masivos ocurridos en enero y febrero. Aguas Andinas presentó sus descargos y en las próximas semanas la SISS concluirá la revisión de antecedentes que le permitirán establecer las sanciones correspondientes. Mientras, ayer se retomó en la comisión de Obras Públicas del Senado el estudio del proyecto que establece compensaciones a los usuarios de servicios sanitarios.