miércoles, 16 de enero de 2013

Energía solar fotovoltaica empieza a ser competitiva


Para generar este tipo de energía en las casas se puede hacer a través de dos sistemas: On-Grid y Off-Grid. El primero se recomienda para inmuebles con acceso a la red eléctrica, mientras que el segundo para lugares aislados sin acceso a la red eléctrica tradicional.


ANGÉLICA BAÑADOS
Quizás como ninguna otra nación del mundo, Chile posee una situación privilegiada en materia de radiación solar, y por ello cuenta también con grandes ventajas para producir energía solar fotovoltaica -que es como se denomina a la energía eléctrica producida por los paneles solares fotovoltaicos-, en especial a nivel residencial, tendencia que en el último tiempo ha ganado terreno en el país.
"Al existir un mercado pequeño, aún los costos de los sistemas fotovoltaicos para viviendas son altos", reconoce Cristián Yáñez, subgerente de Eficiencia Energética y Construcción Sustentable de la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT), entidad que junto a Innova Corfo y su Nodo Fotovoltaico realizaron el seminario "Desafíos de la Tecnología Fotovoltaica en Chile para los generadores residenciales y comerciales".
Sin embargo, argumenta que por razones medioambientales hay un aumento de clientes finales dispuestos a pagar el sobrecosto de estos sistemas en sus hogares. "Además, hay una disminución constante de los costos de los sistemas fotovoltaicos, que los hace cada vez más competitivos, versus el alto precio de la electricidad en el país, y existe también una industria en crecimiento, con capacidad técnica y productos de calidad competitivos".
Pasos a seguir
Cabe destacar que los sistemas fotovoltaicos son una instalación de paneles solares capaz de convertir la luz solar en energía eléctrica, la que es posible combinar con la red eléctrica tradicional. Juan Pablo Oyanedel, gerente general de Punto Solar, empresa que desarrolla este tipo de proyectos, los recomienda debido a la posibilidad de reducir los costos fijos de la cuenta de electricidad a través de la generación de energía limpia, además de que dicha disminución en un período de tiempo se transforma en un ingreso adicional.
Para producir energía solar fotovoltaica en una casa existen dos sistemas: Off-Grid y On-Grid. El primero es un sistema aislado que se caracteriza por la acumulación de energía en las baterías para luego ser usada en el momento que el usuario lo desea. "Éste se aplica para lugares aislados sin acceso a la red eléctrica tradicional, donde la característica más importante es la independencia total del sistema", explica Felipe Ahumada, gerente técnico de Punto Solar.
Por su parte, en el sistema On-Grid es primordial el acceso a la red eléctrica tradicional. Así, la energía captada por los paneles fotovoltaicos se distribuye por la red de la vivienda para ser consumida. Esta configuración no cuenta con baterías para acumular la energía ya que toda la energía captada se inyecta a la red. "Este sistema no lo hace independiente de la red eléctrica ya que solamente puede inyectar la energía mientras exista radiación solar, por lo que se recomienda para las viviendas con acceso a la red eléctrica".
Lo cierto es que los equipos de las configuraciones On-Grid y Off-Grid son básicamente los mismos, es decir paneles solares fotovoltaicos, inversores, sistemas de control; con la única diferencia de la acumulación en baterías (Off-Grid) e inyección a la red (On-Grid). Además, la mantención de estos equipos es sencilla y de costo relativamente bajo.
"De todas formas, hay que hacer una diferencia, ya que el sistema On-Grid mantiene el costo y la sencillez de la mantención durante toda su vida útil, mientras que con el sistema Off-Grid se debe realizar un cambio de baterías aproximadamente cada cinco años, dependiendo del nivel de utilización, y por lo tanto considerar el trabajo de instalación", explica Oyanedel.
Costos y consejos
Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que el precio de la provisión e instalación de los equipos es variable, aunque depende de cuanta energía se quiera producir. En todo caso, los profesionales de Punto Solar recomiendan hacer un pequeño estudio energético para proyectar el sistema solar fotovoltaico. "Con respecto al tiempo de recuperación de la inversión para un sistema On-Grid es de alrededor de 12 años con un costo promedio de $ 2.300.000 + IVA", explica el gerente general.
Para un sistema Off-Grid, la situación se debe analizar caso a caso. "Por ejemplo, en la comunidad de Tunquén, sector no tiene acceso a la red eléctrica tradicional, si una persona quisiera acceder ella debería invertir alrededor de $10.000.000, mientras que usando el sistema Off-Grid podría gastar $8.500.000; por lo tanto es mucho más conveniente invertir en la solución de energía fotovoltaica".
Nunca está demás insistir en que antes de instalar cualquiera de estos dos sistemas, hay que consultar con las empresas indicadas, las que deben contar con un servicio de instalación y las garantías pertinentes. "Las personas deben tener claro que lo que están comprando es más que un sistema de ahorro de energía, es un compromiso con las energías renovables no convencionales".
 NetBilling
La Ley 20.571 de generación residencial con fuentes de energías renovables no convencionales -conocida como NetBilling-, que regula el pago de las tarifas eléctricas de las generadoras residenciales, establece que quienes inyecten energía a la red recibirán un reembolso, pero con un valor inferior al que se paga por la energía que se consume de la empresa distribuidora, debido a que se hace uso de las instalaciones de ésta. Carlos Barría, jefe de la División de Energías Renovables del Ministerio de Energía, indicó que la cartera está abocada a trabajar en la preparación y operativización de esta ley, a través del desarrollo del reglamento.

FUENTE: http://diario.elmercurio.com/2013/01/13/propiedades/propiedades/noticias/13505478-8d7d-42b3-b168-956205d933b8.htm