jueves, 31 de enero de 2013

Barrio flotante y taxis fluviales impulsan turismo en río Calle Calle

Estructura de 300 m {+2} en el cauce opera como terminal de este servicio de transporte de pasajeros por la ribera de la ciudad.  

Valentina Smith B. 
Con una velocidad de navegación de cinco nudos (9,26 km/h) y una capacidad para 16 pasajeros sentados, los nuevos taxis fluviales del río Calle Calle de Valdivia forman parte de un revolucionario sistema de transporte por el cauce que desde hace pocos días opera en la ciudad.
La idea desarrollada por Alex Wooper, dueño del astillero Alwoplast, tiene como "estación central" de este sistema de transporte de pasajeros a un barrio flotante recién inaugurado a orillas del río, entre el muelle Van de Maele y el Museo de Arte Contemporáneo.
La estructura consiste en una serie de módulos sobre el Calle Calle que completan un total de 300 m {+2} , con baños públicos, accesos para minusválidos, una cafetería y dos oficinas. "Se trata de un barrio flotante único en el mundo, ya que es por completo autosustentable y sólo funciona con energía solar", asegura Mauricio Fernández, gerente de operaciones de Alwoplast.
Para calefaccionar las oficinas se utilizan bombas geotérmicas que extraen calor del agua del río, además de usar un calentador de agua solar que en esta época mantiene el agua para calefacción en 95° C. La energía eléctrica se obtiene a través de paneles solares instalados en los techos de cada plataforma.
El barrio flotante no está conectado a la red de agua potable, por lo que se abastece del río. Para ello cuenta con una planta desalinizadora y esterilizadora de agua, y el diseño permite además almacenar hasta 7 mil litros de aguas servidas, que son tratadas por una planta con bacterias y rayos ultravioleta.
Circuito por muelles
El servicio de taxis fluviales por la ciudad de Valdivia operará en un circuito de 16 muelles a lo largo de la ribera del río, de los cuales ocho ya están construidos.
Se espera que la totalidad esté lista en el mes de abril, cuando se iniciará formalmente el transporte de pasajeros. Se tardará 30 minutos en realizar un recorrido completo. Por ahora, los taxis operan con recorridos turísticos desde el pasado jueves, en un circuito de una hora por la ribera de Valdivia.
Actualmente el sistema cuenta con tres taxis fluviales, pero no descartan aumentar la flota, "A medida que el flujo de personas aumente, podemos hacer más embarcaciones. En 45 días podemos lanzar un taxi al agua", afirma Fernández.
Para Loreto Cerda, gerente de la Agrupación de Turismo Fluvial de Valdivia -que reúne 19 embarcaciones- el proyecto no representa una amenaza para ellos: "Nosotros apuntamos al turismo, ellos harán de taxis para pasajeros de recorrido".
 Proyecto de navegación fluvial
A bordo del catamarán Marqués de Mancera, en el río Calle Calle, el ministro de Economía, Pablo Longueira, firmó ayer un proyecto de ley de navegación fluvial.
La medida fue impulsada por la Agrupación de Turismo Fluvial de Valdivia, y busca dar una nueva reglamentación para los ríos de la ciudad.
Esto incluye constituir una autoridad local civil que regule el tema -que sea independiente de la Armada-, y beneficiar las actividades en el río, como el transporte de personas o carga.

FUENTE: http://diario.elmercurio.com/2013/01/31/nacional/nacional/noticias/228bf907-283b-4181-8f44-70892a0204d9.htm