martes, 12 de junio de 2012

Llega al cable reality sobre empresa familiar que construye acuarios para famosos

Con el agua al cuello se llama el programa sobre una empresa familiar que construye estanques para hoteles, deportistas y celebridades, eso mientras pelean y se enfrentan a peligros comos lidiar con tiburones. La serie debuta el jueves a las 23 horas en Animal Planet.


Quieren traer el océano al living de la casa. Esa es la idea que mueve a Wayde King y Brett Raymer, los dueños de Acrylic Tank Manufacturing (ATM), una empresa que se especializa en la construcción de enormes y extraordinarios acuarios. Peceras que son hechas a medida para clientes que van desde hoteles de lujo, empresas, deportistas como Kobe Bryant y celebridades como Dr. Dre y Aerosmith.

Sin embargo, la trama de este reality que se transmitirá por Animal Planet desde este jueves, incluye las peleas que se generan en una empresa familiar.  Pero a ellos no les molesta nada que los conflictos se vean en TV.

De hecho, son los responsables de que así sea: "Básicamente, creamos el show nosotros mismos", cuenta King al teléfono desde Estados Unidos y explica: "Vemos mucha tele y pensamos que tenemos un gran producto, además de muy buenos personajes, así que creímos que eso haría un programa grandioso".

Y no se han equivocado: mientras el jueves se estrena en latinoamérica a través de Animal Planet, el programa va en su segunda temporada en Estados Unidos. 

"El show ha cambiado nuestras vidas, nos reconocen donde sea que vayamos y nos piden sacarnos fotos, nuestras vidas personales se han vuelto mejores y el negocio ha crecido gracias a él", dice King. 

De hecho, si en la primera temporada simplemente mostraron peseras impresionantes -una de ellas es una en una iglesia-, en el segundo ciclo se puede ver su trabajo en la casa del comediante Tracy Morgan (Saturday Night Live, 30 Rock). "Construimos un tanque de seis metros de altura para tiburones en el subterráneo de Tracy. Eso era demasiado grande, así que lo tuvimos que trasladar en partes y armar dentro de la casa", recuerda Raymer. 

En el primer episodio, se podrá ver un acuario para tiburones que los llevó a la ciudad de Nueva York que les generó más que un problema, según cuenta King: "El cliente quería unos insertos de coral dentro del acuario, pero ni Brett ni yo cabíamos porque somos muy grandes. Alguien más tenía que hacerlo y Brett nominó a mi esposa sin decirle a nadie. La molestia que se ve en el programa es real, ella no estaba nada feliz. No estábamos seguros si el tiburón la mordería o no, pero mi esposa entró al acuario por el equipo. Y yo sigo pagando por eso". 

FUENTE