jueves, 17 de mayo de 2012

GOBIERNO INTRODUCIRÁ MULTICARRIER ELÉCTRICO EN 2013 PARA AUMENTAR COMPETENCIA EN EL SECTOR

Proyecto creará figura del "comercializador", que operará como comprador de energía a los generadores para venderla a mejores precios a clientes libres pequeños y medianos, como centros comerciales y frutícolas.  

Miguel Concha y Silvana Celedón 
Uno de los anuncios realizados por el Presidente Sebastián Piñera el 21 de mayo pasado fue la posible creación de un multicarrier eléctrico para dar mayor competencia al sistema de compra y venta de energía eléctrica.
Dicha iniciativa ya está definida y hoy será presentada como una de las medidas estrella que está llevando adelante el Ejecutivo en el marco de la Agenda de Impulso Competitivo.
Según explican fuentes ligadas al Gobierno, tras una serie de estudios -siendo uno de los más importantes el que estuvo a cargo del ex gerente comercial de AES Gener Juan Carlos Olmedo- se concluyó la idea de introducir la figura del "comercializador" en la cadena del sistema, el cual se encargará de comprar electricidad a los generadores para luego ofrecerla a los consumidores.
Este nuevo modelo entraría en vigencia a partir de 2013 y, en una primera instancia, sólo se aplicará para la compra y venta de energía entre centrales menores a los 100 MW y clientes libres que tengan un consumo que varíe entre los 0,5 MW y los dos MW. En este último grupo aparecen las exportadoras de fruta, supermercados y centros comerciales de menor tamaño.
El objetivo del multicarrier entre clientes libres bajo los dos MW es que éstos reciban una mayor cantidad de alternativas para comprar energía a precios mucho más competitivos y que con esto puedan contratar el tipo de electricidad de acuerdo con la necesidad de su negocio.
Esto último ayudaría comercialmente a los pequeños y medianos consumidores desregulados del sistema, pues éstos no son atractivos para las grandes compañías de generación eléctrica, que prefieren contratar su energía con grandes tomadores de electricidad, como las empresas mineras.
Lo anterior ha llevado a que supermercados y frutícolas hayan tenido que acceder a contratos poco convenientes para su operación.
La iniciativa busca también el otorgamiento de mayores oportunidades para las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) para vender su suministro eléctrico entre este tipo de clientes. Actualmente, una de las mayores dificultades que atraviesan las ERNC es la escasez de demanda por su generación, debido al reducido factor de planta -las horas al día que inyecta energía de manera continua una unidad- que tienen energías como la eólica y la solar.
Además, el multicarrier otorgará alternativas de energías limpias de CO {-2} a los consumidores, lo que beneficiaría a empresas que tienen entre sus requerimientos ventas con una reducida huella de carbono.
Se estima que quienes se mostrarían interesados en desarrollar este modelo del comercializador serían las empresas de retail , tal como sucede en otros países del mundo, como Estados Unidos.
Fuera sector residencial
En el Ejecutivo descartaron, por el momento, que la figura del comercializador se introduzca entre los clientes regulados (áreas residenciales), que representan cerca del 60% del consumo del Sistema Interconectado Central (SIC).
La decisión responde, en gran parte, a que los contratos de suministro de este tipo de clientes se encuentran vigentes hasta fines de la década, por lo que sería difícil para la autoridad tener que dejar sin efecto los acuerdos adjudicados por las compañías distribuidoras.
La situación descrita hace prácticamente imposible que nuevos competidores en este segmento entren a disputarse los bloques de consumo.
60% es la cantidad aproximada que representan los clientes regulados en el SIC.
0,5 MW es el mínimo de consumo para que una empresa sea definida como cliente libre.
2 MW es el piso de consumo con el que parten los llamados grandes clientes no regulados.


 Eficiencia energética también es prioridad

Otra de las medidas que impulsará con fuerza el Gobierno será el fomento de la eficiencia energética.
Para eso el Ministerio de Energía se encuentra trabajando en más de 20 iniciativas para lograr reducir en 12% el consumo de electricidad al año 2020, que tienen un costo de unos US$ 600 millones.
Para esto ya se tiene presupuestado el lanzamiento del sello de eficiencia energética para las empresas, el cual tendrá como actor relevante a las compañías mineras.
Según fuentes del Gobierno, las estimaciones son que el sector minero sea el responsable de cerca del 40% de la eficiencia energética que se busca alcanzar.