jueves, 29 de marzo de 2012

VECINOS MUESTRAN INQUIETUD POR INSEGURIDAD Y SUCIEDAD DEL CANAL SAN CARLOS



Jazmín Gómez Garibotti 
A más de 200 años del inicio de su construcción, vecinos y estudios inmobiliarios denuncian problemáticas en la faja interior del canal San Carlos catalogándolo como un "serio problema urbano" al ser un foco de inseguridad e insalubridad pública.
A pesar de los numerosos intentos que se hicieron para hermosear la imagen de este canal, que une al río Maipo con el Mapocho, aún se observan basura, ratones y árboles talados en su interior. Además, en algunas de las más de 15 comunas que atraviesa este río, hay problemas de seguridad debido a que en varios sectores no hay rejas que lo resguarden.
Según el alcalde de Providencia, Cristián Labbé, en su comuna "no se presenta ningún tipo de inseguridad en la parte del canal, porque está todo enrejado". Sin embargo, vecinos de otros sectores que compromete el río, como la comuna de La Reina, no opinan lo mismo. "Está sucio y es peligroso. Ha habido casos de muerte por no enrejar el lugar. Hace años un niño calló al canal por buscar una pelota", comenta Camila Estrada, vecina del sector, refiriéndose al caso del joven Esteban Cortés.
El gerente general de la Sociedad del Canal de Maipo, Alejandro Gómez, advierte que el área de limpieza y seguridad del canal San Carlos corresponde -según el artículo 92 del Código de Aguas- a los municipios que hacen uso de sus aguas y no de la asociación que vela por el mantenimiento del cauce. Sin embargo, ante esta declaración el concejal de La Reina, Francisco Olea, aludió a que esa responsabilidad era compartida "entre privados y públicos".
Para algunos urbanistas, la situación actual de este río genera una serie de oportunidades. Entre ellas, entubar parte de los 26 kilómetros que recorre para construir centros de comercio o un circuito de transporte. "Sería una gran oportunidad, pero se requiere voluntad del Estado, de los privados y de la ciudadanía", comenta el arquitecto urbanista, Pablo Fuentes.