jueves, 29 de marzo de 2012

ALTAS TEMPERATURAS ELEVAN CONSUMO DE BEBIDAS EN HASTA 20%


Para enfrentar esta situación, algunas cadenas elevaron los pedidos, y otros revisaron la estimación de demanda


C. Morales, M. Viguera y L. Iriarte 
El inusual calor de este mes de marzo -en que se llegaron a registrar temperaturas incluso por sobre los 30°C-, en la práctica, alargó el verano, y de paso impulsó la demanda por bebidas. Esto, al punto que algunos supermercados sufrieron quiebres en sus stocks en ciertos formatos de bebestibles que comercializan.
En la industria explicaron que la intensidad de la demanda por bebidas -que incluye gaseosas y aguas minerales- suele bajar en marzo, pero este año fue particular. El consumo subió hasta un 20% a marzo en algunos supermercados. Además, en distintas salas coincidieron en que, para hacer frente a este mayor consumo, tuvieron que aumentar los pedidos en algunos casos, y en otros apurarlos. "Antes se hacía un pedido dos o tres veces por semana, ahora se hacen todos los días. En cuanto al agua específicamente, durante el año se piden 40 cajas diarias, hoy se pide 100 cajas por día", explicó el jefe de bebidas de la sala de un hipermercado Jumbo de la capital.
En tanto, desde el departamento de márketing de Líder afirmaron que el consumo de bebidas gasificadas creció un 7% acumulado en lo que va del año, particularmente en bebidas de sabor (no colas). "Esta tendencia es positiva, ya que el incremento registrado fue por sobre lo esperado". Para hacer frente a esta mayor demanda, la compañía trabajó con el área de abastecimiento, con el fin de mejorar los procesos logísticos y el aprovisionamiento de sus salas. "Hemos desarrollado un plan que incluye mejoras en la estimación de la demanda, ajustes en los parámetros de compra y la revisión del calendario de despacho de los proveedores, entre otras iniciativas", indicaron.
En Unimarc, el aumento en el consumo durante este primer trimestre respecto del año anterior fue de 10,2%. "Este comportamiento se explica en parte importante por las temperaturas registradas en marzo, que han extendido el fenómeno estacional de todos los años", dijeron.
En Tottus el alza percibida fue aún mayor y llegó al 20% en bebidas y aguas minerales, lo que atribuyeron al aumento en la variedad de estos productos y a la amplitud de precios. "A pesar de esta mayor demanda, no hemos tenido problemas de stock", precisaron.
35,2 °C
fue la máxima temperatura alcanzada en el tercer mes del año desde que hay registro. Esto fue el 14 de marzo.
223
litros de bebidas -incluyen agua mineral, cerveza y gaseosas- per cápita fue el consumo en Chile en 2011. En 2002, esa cifra llegó a 159 litros.
1.928 mills.
de litros de gaseosas se consumieron el año pasado, según la Asociación Nacional de Bebidas Refrescantes (Anber).