martes, 27 de marzo de 2012

USA BIEN EL GAS EN LA CALEFACCIÓN


  • Elige una estufa o calefacción adecuada al tamaño del recinto que quieres calefaccionar.
  • Al calefaccionar una habitación, mantén cerradas puertas y ventanas.
  • Si tienes estufa con termostato, no la prendas y apagues a cada rato, pues gastará más energía.
  • Ajusta bien puertas y ventanas con aislante. Si es posible, invierte en doble vidrio. Así mantienes más aislada tu casa y ahorras en calefacción.