jueves, 1 de agosto de 2013

Kivalina, el primer pueblo de EEUU que desaparecerá por el cambio climático

Son inuit, pero por vivir en Alaska, administrativamente son estadounidenses. Por eso, cuando su isla desaparezca, en diez años más según los expertos, serán también los primeros refugiados climáticos de ese país. 

En febrero de 2008, Kivalina, un pequeño enclave de 374 habitantes de una isla de Alaska, demandó a ocho empresas petroleras, entre ellas Exxon Mobil Corporation, y otras 15 compañías de energía. La comunidad, conformada en su mayoría por inuits, alegaba que estas empresas son responsables de emitir  grandes cantidades de gases de efecto invernadero, contribuyendo al calentamiento global que está amenazando su existencia.
El recurso, desestimado por la justicia norteamericana, refleja el desvelo de los habitantes de Kivalina. Recientes informes de expertos, incluido uno del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, estiman que la isla desaparecerá en 2025, convirtiendo a sus habitantes en los primeros refugiados climáticos de EE.UU.
El pueblo, enclavado en un arrecife de arena que forma una barrera entre el mar de Chukchi y una laguna, está sufriendo la erosión de sus costas por el derretimiento de los hielos en el Artico debido al aumento de la temperatura planetaria. 
Eso ha debilitado el terreno de la isla  y eliminado la barrera natural que la aldea tiene para defenderse del mar. Un informe del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. (Usace, siglas en inglés) indicó que entre 2004 y 2005 las tormentas hicieron perder más de 20 metros de terreno a la isla en algunos sectores. Por eso, y para mitigar este impacto, en 2008,  Usace construyó una muralla a lo largo de la playa, pero sólo fue una medida provisional. 
En 2011, los habitantes debieron ser desalojados por una inclemente tormenta. Los pobladores ahora desafían al mar de Bering sólo con bolsas de arena.
“Desde 1980 que se vienen documentando cambios. Las temperaturas se han incrementado dos veces respecto al promedio global, y en invierno, más de 3,5 °C desde 1950, causando el derretimiento de los hielos en el Artico”, dice a La Tercera Robin Bronen, directora ejecutiva de Alaska Immigration Justice Project (AIJP), una agencia sin fines de lucro que vela por la integridad de los habitantes del estado.
“Si en diez años aún seguimos aquí y esperamos la inundación, moriremos”, dice Colleen Swan, líder del Consejo de Kivalina a la  BBC, cadena británica que el martes emitió un documental en ese país que reflotó el drama de la aldea norteamericana.
Evidencia
“Por desgracia, todas las investigaciones sugieren que Kivalina va a ser inhabitable pronto. La construcción de un muro de roca ha contenido el mar por algún tiempo. Pero el muro no protege a la isla de las inundaciones. Una súper tormenta casi inundó el pueblo hace dos años”, dice a La Tercera Christine Shearer, autora del libro Kivalina: Una historia del cambio climático (2011).
Kivalina no es el único pueblo bajo amenaza. Según Robin, autora del informe publicado en marzo de este año, existen dos reportes del gobierno (2003 y 2009) que identificaron 12 comunidades amenazadas por inundación o erosión en Alaska  que necesitaban ser relocalizadas. De ellas, tres están en ese proceso: Newtok, Shishmaref y Kivalina.
El problema para el gobierno de EE.UU. no sólo es moral. También es económico. Trasladar a Kivalina implica mover casas, colegio y un centro médico, y eso, costaría, 400 millones de dólares. Por ahora, ni siquiera se ha discutido la viabilidad del traslado. “Muchas de las autoridades del pueblo están frustradas, porque se sienten responsables de trasladar a su gente, pero no han recibido la asistencia necesaria. En EE.UU. tenemos políticos que todavía niegan el cambio climático. ¿Cómo los habitantes de Kivalina van a obtener ayuda, cuando muchas personas en este país fingen que no hay ningún problema?”, se  lamenta Shearer.