lunes, 29 de abril de 2013

Ambientalistas rechazan fallo judicial que autoriza a las mineras extraer agua de napas subterráneas


M
Preocupación despertó en organizaciones socio ambientales el fallo de la Corte Suprema que permite a las empresas mineras la extracción de agua sin la necesidad de contar con los derechos de aprovechamiento del recurso hídrico. La resolución, que se contrapone a un dictamen anterior, va a generar una reacción “contundente” de la ciudadanía, según advirtieron agrupaciones de la sociedad civil.
Como “nefasto”calificaron agrupaciones socio ambientales el fallo de la Corte Suprema en que establece que el titular de una concesión minera puede construir pozos para extraer agua de las napas subterráneas, ubicadas en el terreno de la licencia, sin pagar por ello.

La resolución, que favoreció a la Sociedad Legal Minera NX Uno de Peine, ligada al empresario Francisco Javier Errázuriz, permitiría extraer el recurso hídrico de forma indiscriminada, aduciendo la supuesta exploración de los minerales que estén bajo tierra.

Juan Carlos Labrin, vocero del movimiento “SOS Huasco”, señaló que el dictamen sólo agudizaría las enormes carencias del vital elemento en una zona golpeada por los proyectos mineros.

En este sentido, el ambientalista señaló que “Hemos visto afectado lugares como Calama en el caso del río Loa, que está a punto de desaparecer, el caso del río de Copiapó, que está absolutamente seco y en el caso del río Huasco, la fatalidad que nos ha provocado la destrucción de los glaciares por parte de Barrick Gold nos ha generado una crisis hídrica potente que va avanzando también producto de la misma Mega Minería en el Valle del Elqui, en el Valle del Choapa con el pueblo de caimanes, la minera Pelambres. Así es un fallo que no tiene una mirada positiva desde el mundo ambiental”.

Cristián Villarroel, coordinador del programa Medio Ambiente, Agua y Ciudadanía de Chile Sustentable, indicó que el fallo “refuerza la tesis ciudadana de que son necesarias reformas estructurales”, la que se escuchó con fuerza, según remarcó, en la Marcha Carnaval por la Recuperación y Defensa del Agua, realizada el lunes pasado.

Refundar el Código de Aguas y modificar el Código Minero, ambos redactados en dictadura militar, son, a juicio del experto, tareas que hay que impulsar con premura.

Por esto, el dirigente de Chile Sustentable indicó que “este fallo que da cuenta de las aguas mineras, hace caso omiso ya a las modificaciones que se hicieron en 2005 al Código de Agua, donde efectivamente se logró por lo menos instituir de que quienes requirieran derechos de agua, los inscribieran, hubiera un caudal mínimo y también existiera una patente por no uso. Aquí, este fallo le da a la legislación minera un nivel superior por sobre las otras marcando una incertidumbre tremenda de un recurso que es estratégico y fundamental”.

Un elemento relevante es que el reciente dictamen se contrapone a un fallo anterior, también de la Corte Suprema, en que se resolvió que la minera Cosayach, donde también participa Francisco Javier Errázuriz, no podía extraer agua sin pagar por los derechos de aprovechamiento.

Por ello, surgen dudas respecto de futuros casos. Así lo explicó el coordinador de Chile Sustentable, quien enfatizó en que el dictamen puede devenir, irremediablemente, en el agotamiento de pozos y acuíferos en zonas donde ya escasea el recurso.

En esta perspectiva, el dirigente ecologista explicó que “la complejidad de este nuevo pronunciamiento permite entregar certeza jurídica a una situación que hemos venido denunciando por años como irregular y no la denunciamos nosotros solamente, porque la tesis que está detrás de esto es que más allá de las exploraciones que se catalogan como exploraciones mineras en la práctica se está buscando el recurso agua. Por tanto, yo puedo pedir permiso y estar autorizado para hacer una exploración minera, pero en la práctica lo único que estoy buscando es este recurso, para que cercano al lugar donde se encuentra este recurso se puedan alimentar mis otras faenas mineras”.

La importancia del agua, las consecuencias de la carencia y contaminación del recurso y qué y quiénes son los responsables de los conflictos socio ambientales que se viven de sur a norte son dudas y certezas que se instalan cada vez con más fuerza en la sociedad.

Así lo manifestó Cristián Villarroel, quien fue enfático en afirmar que “sin duda, va a haber una reacción ciudadana contundente” de parte de varias organizaciones sociales.