lunes, 25 de marzo de 2013

Unesco invita a profesores a sensibilizar sobre el agua

Material didáctico que se puede descargar desde internet es una de las fórmulas para ayudar a que los docentes incorporen a sus clases información sobre el consumo hídrico responsable y la importancia de optimizar su uso.  
<b>Láminas</b> didácticas sobre el ciclo del agua y el uso de este recurso son parte del material disponible en internet.

Paula Leighton N. 
Para producir una taza de café se utilizan 140 litros de agua y para tener un litro de leche se han necesitado 1.100 litros de agua, mientras que 1.600 han sido necesarios para que un kilo de pan llegue a la mesa. Detrás de un desayuno hay mucho más agua de la que contiene la taza. Y también detrás del jeans que usamos o de la ensalada que comemos.
Sensibilizar sobre este tema a docentes de escuelas de enseñanza básica, especial y media de Valparaíso fue el objetivo de un taller sobre educación y agua, realizado el pasado viernes 22 en Viña del Mar por la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (Orealc/Unesco Santiago). La actividad, que coincidió con el Día Mundial del Agua, se realizó en el marco de la 1ª Semana del Agua en Latinoamérica (Water Week Latinoamérica).
Más de 50 profesores y coordinadores de temas ambientales participaron en la actividad. "La idea es reflexionar sobre temas como la sequía, los recursos hídricos y sobre nuestro propio consumo, el que va más allá de la ducha que tomamos o cuánta agua usamos al regar o lavar la loza", explica Astrid Hollander, especialista del programa en Educación para el Desarrollo Sostenible de Orealc/Unesco Santiago.
Uno de los conceptos importantes de manejar es el de la huella hídrica, destaca Koen Verbist, especialista del programa de Sistema Hidrológicos y Cambio Global de Orealc/Unesco, quien expuso sobre el desafío del agua para Chile. "La huella hídrica nos permite saber cuánta agua estamos consumiendo y de dónde viene. Incluye no solo el consumo directo, sino el agua que se usa en los procesos productivos de lo que compramos, el agua que 'exportamos' con la fruta que enviamos al exterior, etc.". A esto se suma en Chile el problema de la desertificación y los efectos del cambio climático o el derretimiento de glaciares, que dan pie para abordar el tema del agua, señala Verbist.
Llegar a los docentes con estos mensajes es clave. "Ellos son multiplicadores de mensajes y pueden ser agentes de cambio para cambiar el comportamiento de los niños, quienes a su vez son multiplicadores del mensaje en su casa", dice Hollander. "Mientras antes se aprende cómo ser más responsables con los recursos, mejor, porque es más probable que se mantenga el hábito hasta la vida adulta", añade.
Para descargar
A través del sitio de Unesco se puede acceder a material didáctico sobre agua y medio ambiente. En el portal del programa WET (Educación Hídrica para Docentes) hay láminas para abordar el tema con preescolares y niños de educación básica
(http://www.unesco.org.uy/phi/aguayeducacion/es/materiales.html). También se pueden descargar manuales destinados a profesores y a alumnos de entre 10 y 15 años. "Hay un material para países situados en zonas secas (http://unesdoc.unesco.org/images/0018/001808/180820S.pdf) y otro para los de zonas montañosas (http://unesdoc.unesco.org/images/0021/002185/218552S.pdf), por lo que ambos son de interés para distintas regiones de Chile", dice Astrid Hollander.
 Pasajes a Estocolmo
Como parte de las actividades de Water Week Latinoamérica, el viernes se realizó la premiación del concurso Junior del Agua 2013. El primer lugar fue para las alumnas Naomi Estay y Omayra Toro, de 4° medio del Liceo 1 Javiera Carrera, de Santiago, quienes bajo la guía de la profesora de biología Roxana Nahuelcura y la asesoría científica de José Manuel Pérez, de la U. de Chile y actual profesor de la U. Andrés Bello, identificaron cepas de una bacteria extremófila que habita en la Antártica y es capaz de degradar fenantreno, un compuesto del petróleo.
"Esta bacteria podría utilizarse para planes de biorremediación de aguas y suelos contaminados por petróleo", explica Roxana Nahuelcura, quien destacó que este logro se haya alcanzado en un liceo municipal. "Pese a las tomas y conflictos las niñas fueron capaces de trabajar en su proyecto". El premio permitirá a las alumnas y su profesora representar a Chile en la Semana del Agua en Estocolmo, Suecia, en agosto próximo.

FUENTE: http://diario.elmercurio.com/2013/03/25/educacion/_portada/noticias/c74c4dd0-ff4c-4967-8f89-6faee6d5a8ff.htm