miércoles, 30 de mayo de 2012

GOBIERNO ANTICIPA QUE LLUVIA NORMALIZARÁ PRECIOS

Sin embargo, algunos de los desafíos a los que se enfrentarán los agricultores serán la escasez en la mano de obra y la mejora en las condiciones del trabajador del campo.

L. Iriarte, C. Salamiá y C. Morales
La temporada 2012-2013 es vista con buenos ojos por los empresarios del agro. Ésta, aseguran, estará marcada por una mayor demanda de alimentos en el mundo, sobre todo de países emergentes como China. Ésa fue la conclusión a la que llegaron los expertos, empresarios y autoridades invitados a la sexta versión del seminario "¿Cómo se viene la temporada 2012-2013?", organizado por la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) y Economía y Negocios de "El Mercurio".
Según la autoridad, las recientes lluvias son un antecedente que juega a favor. El ministro de Agricultura, Luis Mayol, afirmó que el agua caída garantiza que no se verá un alza en los precios de los alimentos, tanto en el corto como en el mediano plazo, pues las lluvias permitieron normalizar la situación hídrica que afectó a los agricultores.
Al respecto, el presidente de la SNA, Patricio Crespo, afirmó qua la sequía les hizo tomar conciencia de la vulnerabilidad del sector ante las cambiantes condiciones climáticas. Por lo mismo, han trabajado con las autoridades para impulsar acciones concretas, como las lluvias artificiales. "También estamos abocados a destrabar los procesos que nos permitan abordar activamente la infiltración de napas y modificar los anticuados criterios de explotación acuíferos", adelantó.
Con todo, Crespo destacó el "gran potencial de la agricultura chilena", que se sustenta en la creciente demanda por alimentos en el mundo, sobre todo en los países emergentes como China.
Foco en el trabajador
En el panel moderado por el subdirector de "El Mercurio" Juan Jaime Díaz, los expositores Cristián Allendes, presidente de Fedefruta; Eduardo Schwerter, presidente de Fedeleche; Juan García, gerente general del Consorcio Ovino; Eduardo Silva, vicepresidente de la Corporación Chilena del Vino, y Darío Polloni, gerente general de Copeval, coincidieron en que el sector agrícola tiene que enfrentarse a desafíos como la burocracia. Esto, haciendo alusión, particularmente, al Congreso, debido al lento avance de la reforma de adaptabilidad laboral propuesta por la Mesa Laboral Nacional Agrícola.
Además, insistieron en el problema que ha significado la fuga de mano de obra en la agricultura. Solo en el sector vitivinícola, Eduardo Silva aseguró que han perdido hasta un 30% de los trabajadores, porque las personas prefieren vivir en la ciudad y trabajar en el comercio. "Este año, mucha gente no quiso trabajar en la vendimia, porque se ensuciaba mucho o hacía mucho calor", recordó el dirigente del gremio vitivinícola. "Se da en otras partes del mundo. En Argentina trabaja mucha gente de Bolivia. Tenemos que pensar en legislar en eso para tener una alternativa más", agregó.
A juicio de Silva, el aumento en la mecanización del campo ha generado incertidumbre entre los trabajadores del agro, que sienten que pueden ser reemplazados con facilidad. Esto -agregó- ha generado una pérdida de especialización que se debe recuperar. "Degustar, oler, mirar y pensar no lo harán las máquinas", aseveró.
Por lo mismo, retomaron la propuesta que hicieron al Gobierno de permitir el ingreso de trabajadores extranjeros a suplir la escasez de mano de obra.
"Tenemos un trauma equivocado en torno al ingreso de extranjeros. Prefiero este país con inmigrantes formales", afirmó Darío Polloni, pues la falta de trabajadores ya ha tenido efecto en la producción.
A esta idea, el presidente de la SNA, Patricio Crespo, sumó los efectos que la falta de fuerza laboral ha tenido sobre los precios. "La mano de obra en el campo ha subido mucho. (...) Particularmente en los cultivos del mercado interno, donde no hay alternativas para proveerlos desde el exterior, como las hortalizas, las lechugas", aseguró.
Sobre este tema, el presidente de Fedefruta, Cristián Allendes, resaltó la importancia de que la agricultura dé mejores condiciones laborales. "Estamos seguros de que una persona que trabaja en el campo puede ganar más que en otras industrias. El problema está en las instalaciones", mencionó. Y agregó que si bien hay empresarios que tratan muy bien a sus trabajadores, hay otros que aún mantienen una deuda con sus empleados para hacerlos sentir a gusto en sus puestos.
TEMPORADA
Los sectores lechero, ovino y bovino destacaron que esta temporada 2012-2013 será muy buena, sobre todo por el alza en el consumo de alimentos en países emergentes.
 Piden cambiar Comisión de Distorsión de Precios
En cada una de sus intervenciones, Darío Polloni, gerente general de la distribuidora de insumos agrícolas Copeval, se refirió a la distorsión de precios que está provocando en Chile el ingreso de maíz partido, mezclas alimenticias y carnes de ave provenientes de Argentina.
Según el ejecutivo, "Argentina es un país que abiertamente está distorsionando los mercados y es reconocido por todo el mundo, pero nosotros no nos atrevemos a enfrentarlo". Polloni exigió que el Gobierno adopte medidas más fuertes frente a esta situación, ya que, según él, si esta distorsión no es resuelta, la producción de maíz en Chile se vería seriamente amenazada. "Sería tremendamente lamentable que por una distorsión pasajera se tire por la borda el trabajo realizado durante muchos años y todas las inversiones que se ha hecho para desarrollar esta industria", comentó.
El ejecutivo de Copeval aprovechó la ocasión para criticar las facultades de la Comisión Nacional de Distorsiones de Precios. Precisó que la entidad "no tiene la capacidad que tiene la Fiscalía Nacional Económica, que está permanentemente investigando qué está ocurriendo con los mercados y dónde hay distorsiones que hay que reparar". Polloni explicó que, a su parecer, este instrumento no es el adecuado, ya que, dijo, muchas veces la comisión tiene una visión sesgada que no refleja la realidad.
"Tenemos un sistema súper débil para proteger al productor chileno de una competencia desleal desde el exterior", puntualizó el ejecutivo.
Agricultura bombardea nubes en la V Región
Uno de los planes que ha estudiado el Gobierno para aplacar la sequía que afecta a los agricultores es el bombardeo de nubes. Y el viernes de la semana pasada el Gobierno le dio el visto nuevo a la iniciativa con la primera prueba piloto en Casablanca y en San Antonio.
"Es difícil medir los resultados, pero creemos que logramos un poquito adelantar las precipitaciones", dijo el ministro de Agricultura, Luis Mayol. Aclaró que uno de los requisitos necesarios para llevar a cabo el bombardeo, es que se vayan a presentar frentes de mal tiempo en las regiones donde se va a llevar a cabo el plan.
En ese sentido, agregó que ya están instalando los equipos en la Tercera, Cuarta y Sexta Región para aprovechar los posibles nubarrones que se presenten en los próximos días. "La semana pasada dimos el vamos a un avión en La Serena y otro en Copiapó", dijo.
Dentro de los próximos días se espera que arriben otros dos aviones a dichas ciudades y que además finalice la instalación de los equipos que van por tierra. Una vez finalizado este procedimiento, se podrá iniciar el bombardeo de nubes en la medida que se presenten frentes de mal tiempo. Según los informes meteorológicos, a fines de la próxima semana debería haber precipitaciones en la zona norte del país, comentó el ministro Mayol.
Agregó que en la Sexta Región no quisieron realizar pruebas durante el fin de semana porque podrían haber provocado fuertes inundaciones. "Los pronósticos eran de lluvia bastante intensa; entonces, después se producía una inundación y nos echaban la culpa a nosotros", dijo.
Representantes de distintos sectores agropecuarios definen prioridades
"Es una realidad que la gente quiere trabajar menos en el campo y prefiere trabajar en otras industrias". Con estas palabras Cristián Allendes , presidente de Fedefruta, graficó el problema de la escasez de mano de obra en el sector agrícola. El dirigente llamó a mejorar las condiciones laborales.
El máximo representante de Fedeleche, Eduardo Schwerter , comentó que "una de las medidas que apunta en esa dirección que queremos desarrollar es readecuar la jornada laboral del ordeñador". También destacó el trabajo que han realizado para modificar la Comisión de Distorsiones (ver recuadro).
Darío Polloni , gerente general de Copeval, manifestó que una de las opciones para solucionar el problema de la escasez de trabajadores es la contratación de extranjeros. "Necesitamos abrir la puerta a los extranjeros por la vía formal, porque si no, lo vamos a seguir haciendo por la vía informal", dijo.
El vicepdte. de la Corporación Chilena del Vino, Eduardo Silva , resaltó la importancia de rentabilizar el negocio y viabilizar los proyectos en carpeta. Acotó: "Hay buenas perspectivas de diversidad, volumen y precios para esta temporada, pero hay que trabajar la rentabilidad y viabilidad del negocio".
El gerente del Consorcio Ovino, Juan García se refirió a las desventajas competitivas que tiene el consumo de carne bovina en el país. "Tenemos problemas de importaciones y una relación con el retail que es dominante, porque él es el principal importador de carne en el país", comentó el líder gremial.

FUENTE